ciberseguridad
Fuente: Pixabay

¿Cómo ha influido 2020 a la ciberseguridad?

Este pasado año ha cambiado la vida de muchas personas alrededor del mundo. Las costumbres han cambiado, y la forma de consumir también. Muchas de esas compras que, antes, se realizaban mediante comercios tradicionales, se han trasladado ahora al territorio virtual. Esto es mediante nuevas plataformas que intentan sacar el máximo beneficio de la inmediatez y de la atención al consumidor a través de los nuevos portales que ofrece Internet. Evidentemente, ese aumento del uso de las redes para consumir ha afectado a todas esas empresas que trabajan en ese ámbito, pero también a los usuarios, que ahora compran y pagan a través de la red y exponen sus datos a mucha más gente que antes.

Además, la implantación del teletrabajo en muchas empresas ha dejado expuesta su seguridad, puesto que acceder a determinados portales online a través de redes wifi no seguras puede ser altamente perjudicial para todos aquellos datos almacenados por la organización. Sin lugar a duda, este pasado año ha sido muy distinto por razones obvias, pero uno de los sectores que más ha notado estos cambios ha sido el de la informática, que ha visto cómo se han añadido más retos a la hora de garantizar la seguridad online tanto de empresas como de usuarios.

Así pues, desde las empresas se han gestionado protocolos por los cuales los trabajadores tienen que seguir ciertas pautas para garantizar la seguridad de los datos almacenados en la misma. Por ejemplo, la seguridad en la red wifi es clave para que no haya problemas en un futuro, y la autentificación de los usuarios se ha vuelto de suma importancia para que, desde cualquier lugar, se pueda acceder a las plataformas pertinentes. Así, la doble comprobación para acceder a páginas o correos electrónicos, o la garantía de que las páginas de una empresa tuvieran una seguridad HTTPS ha sido una tónica habitual durante el año.

Así mismo, para los usuarios que han consumido más entretenimiento que nunca en Internet, también se ha generado una creciente preocupación por la seguridad de unos datos que se estaban usando a la hora de realizar compras o tareas de lo más diversas. Es evidente que páginas reconocidas de entretenimiento como Netflix, YouTube o Twitch garantizan la seguridad del usuario, pero otras formas de ocio online aún generan ciertas dudas entre los usuarios.

Una de las formas de entretenimiento que más han crecido durante este último año ha sido el de los juegos de azar, mediante páginas de casinos en Internet que han doblado sus visitas durante este último año. Cabe apuntar que los casinos online son fiables en España, puesto que cuentan con una encriptación SSL de 128 bits, la máxima ahora mismo en Internet. Pese a ello, muchos usuarios no tienen nociones informáticas, y en muchas ocasiones han acudido a comparadores o a reseñas de lo más variadas en Internet para poder garantizar la seguridad de todas sus acciones en la red. Eso mismo ha ocurrido con otras páginas, sobre todo las que involucran la comunicación con amigos y familiares (algo que también ha crecido muchísimo durante este 2020) y entretenimiento como series, películas, libros, música o videojuegos.

En definitiva, 2020 ha servido para consumir más información, trabajo y entretenimiento que nunca en Internet, pero también para que los usuarios estén más atentos a la hora de realizar cualquier tipo de acción online. Las consecuencias de aquello que se realiza en la red, ahora, son más palpables que nunca, y tanto empresas como trabajadores, como simples usuarios que buscan entretenimiento, están más alerta, por lo general, a aquello que se debe o no debe hacer en Internet.

Síguenos en InstagramFacebook y Twitter

Comentarios

comentarios