tercera dosis de vacuna contra Covid

La pandemia global causada por el COVID-19 sigue afectando a todo el planeta y ahora, diferentes gobiernos del mundo analizan si es necesaria una tercera dosis de vacuna contra Covid.

Mientras eso sucede, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó las vacunas de refuerzo de Moderna y Pfizer-BioNTech para toda la población adulta del país.

La decisión llega después de que ambas farmacéuticas pidieran a la FDA la autorización para su uso de emergencia en la población general, algo que la agencia gubernamental había descartado en septiembre.

Luego del paso de la FDA, ahora será el turno de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que deben dar el último visto bueno y expandir los refuerzos de Pfizer y Moderna. Los asesores científicos de los CDC se encuentran ya debatiendo los pasos a seguir.

Si los CDC acuerdan, decenas de millones más de personas que se vacunaron en Estados Unidos podrían tener tres dosis de protección antes del nuevo año.

La FDA había autorizado el uso de emergencia de una dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson para mayores de 65 años y personas en alto riesgo.

Pfizer anunció a finales de octubre que los ensayos realizados en más de 10,000 personas de más de 16 años concluyeron que la tercera dosis tiene un 95.6% de eficacia relativa contra la infección sintomática.

«Estos resultados demuestran una vez más la utilidad de los refuerzos en nuestro esfuerzo por proteger a la población contra esta enfermedad», señaló Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer.

Por su parte, Moderna reportó que la dosis de refuerzo es efectiva en un 93% cuando han pasado seis meses desde la segunda dosis.

El debate sobre la dosis de refuerzo de las vacunas

Los expertos están de acuerdo en administrar la tercera dosis para personas de avanzada edad o inmunodeprimidas, quienes representan una abrumadora mayoría de las hospitalizaciones y muertes entre los ya vacunados.

Pero hay quienes debaten la conveniencia de dar prioridad al refuerzo de la vacuna, ya que quienes se infectan con la dosis completa tienen una probabilidad muy baja de desarrollar síntomas graves que los obliguen a ser hospitalizados.

Aunque advierten que las muertes entre los vacunados no son cero. Actualmente son uno de cada 100,000 a la semana, comparado con 14 por cada 100,000 a la semana de los no vacunados.

El COVID-19 fue lo mejor que le pudo pasar al pueblo mexicano

Síguenos en Instagram

Comentarios

comentarios