Futurismo, tecnología sin control, zombis y batallas espectaculares conforman el nuevo “Call of Duty: Black Ops III”, que promete ser la más oscura de su historia.

Acción y tiros en primera persona es la fórmula magistral del decimosegundo “Call of Duty”.

Black Ops III ofrece al gamer un escenario bélico en 2065 plagado de soldados evolucionados con tecnología y una lucha con zombis en los años cuarenta cuya estética está inspirada en el cine negro.

“Probablemente este sea el ‘Call of Duty’ más oscuro hasta la fecha. En Treyarch -estudio encargado del desarrollo del videojuego- siempre añadimos oscuridad a nuestras narrativas y sin duda diría que queda patente en este juego”, explicó a Efe el responsable del modo multijugador del título, Dan Bunting.

“Treyarch ha logrado añadir un sabor propio y diferente a la franquicia, pero respetando el espíritu clásico de ‘Call of Duty’. (…) La oscuridad, los zombis y los giros introducidos en el multijugador forman parte de ese sabor”, defendió Bunting.

El futurismo y la tecnología sin límites protagonizan la historia principal de “Black Ops III”, pero el videojuego cuenta con una historia paralela ambientada en la década de los cuarenta del siglo XX: “Shadows of Evil”.

En ella, cuatro personajes atormentados se ven inmersos en una trama de terror y supervivencia cooperativa salpicada de zombis poco amigables. Treyarch ha contado con la participación de los actores Jeff Goldblum y Heather Graham para esta historia.

Comentarios

comentarios