Cada Día

‘Cada Día’ es cuando la esencia supera el género

Basada en la novela homónima escrita por el estadounidense David Levithan, Cada Día (Every Day) es dirigida por Michael Sucsy (Todos los días de mi vida, 2012) y adaptada a la pantalla grande por Jesse Andrews (Yo, él y Raquel, 2015). Cada Día (Every Day) es un relato que exalta la importancia de la esencia sobre el sexo, el género y los cánones de belleza.

Rhiannon (Angourie Rice) es una joven de 16 años quien sueña con la relación ideal a raíz de la indiferencia de su pareja. Un suceso extraño llega a quebrantar sus expectativas tras conocer a una misma persona en diferentes cuerpos durante su cotidianidad. Esta persona en esencia se identifica como “A”, quien llega a la vida de Rhiannon de forma inesperada para cambiar el panorama en su totalidad y de quien poco a poco irá sintiendo más intriga e interés.

Fuera de la cuestión fantástica, Cada Día muestra al amor en primer plano con diversas variantes; una de ellas es la cuestión del amor propio, y posteriormente el amor que no distingue entre género, raza, clase social o físico; esta película basa su premisa en la importancia de la esencia de la persona como eje central de la temática. Sin embargo, para la trama de la película esto constituye un problema, ya que al enamorarse de la esencia de “A”, al despertar éste, en un cuerpo distinto día a día, pondrá en tela de juicio los sentimientos de ambos.

Incluso “A” pone en juego la vida de otras personas a raíz de la conexión que siente hacia Rhiannon, y tendrá que enfrentar las consecuencias de sus acciones. La película muestra los inicios y culminaciones de la complicada relación entre “A” y Rhiannon, y sobre todo, las importantes decisiones que tendrán que tomar para el futuro de ambos.

Si te sientes intrigado sobre esta película y quieres averiguar lo que sucede con ambos, no te pierdas Cada Día la cual llega a tu cine favorito el 8 de junio del presente año.

Texto: Zaida Carolina Martínez Arreola

Comentarios

comentarios