Compartir
Dunkerque de Christopher Nolan

Dunkerque de Christopher Nolan

Christopher Nolan, el afamado director de cine que nos dio películas como Memento, The Dark Knight, Interstellar o Insomnia, regresó con un film desgarrador y muy emotivo que ya se ha colocado como una de las favoritas para la próxima entrega del Oscar, se trata de Dunkerque (Dunkirk), nominada a Mejor Película y Mejor Director, 2 de las 8 categorías en las que ha sido nominada.

Con tan solo 107 minutos, la película, nos muestra al Nolan más visceral, uno que privilegia la intensidad y evocación a través de imágenes por sobre los diálogos. El espacio para la emotividad es reducido. La película es, por sobre todo, un calculado estudio de escenas y personajes. También es la primera historia dirigida por Nolan alejada de la fantasía desde Insomnia (2002), en más de 15 años.

En Dunkerque la combinación entre conocimientos técnicos y artísticos es impresionante. Basta solo ver este plano secuencia de cinco minutos que captura a la perfección la desolación y el horror de la guerra.

¿Pero qué tan importante fue esta batalla durante la Segunda Guerra Mundial?

Sin aquel repliegue hubiera sido imposible que Inglaterra ganara la guerra. En Dunkerque, Churchill ganó tiempo para el mundo

– Nick Hewitt, historiador inglés

En la Batalla de Dunkerque quedó expuesta toda la materia del horror de la guerra en su total caleidoscopio de locura, coraje, sacrificio, sangre, muerte, crueldad, sadismo. Lo peor y lo mejor de la especie humana. Tras la Operación Dinamo, los Aliados rozaron el milagro: más de 200 mil soldados británicos y más de 100 mil de sus pares franceses y belgas que nunca vieron a la muerte tan cerca, regresaron a sus tierras y a sus casas.

El director Christopher Nolan, de 45 años, explica que “la evacuación de Dunkerque es parte de nuestra historia y de lo que se hablaba en casa de forma continuada, mi abuelo murió en la Segunda Guerra Mundial y mi padre lo recordaba cada dos por tres aunque los personajes son ficticios, los hechos son históricos y reales y con ello he construido un laberinto para ir explicando la historia“. Y la historia acaba con un fragmento de un conocido discurso de Winston Churchill y el grito de “No Surrender“.

Dunkerque tiene pocos diálogos pero cuenta con un intenso y extenso clímax divididos en escenas terrestres con los soldados varados en la playa (Jack Lowden, Fionn Whitehead, Tom Glynn-Carney y el debut actoral del ex One Direction Harry Styles incluidos), el mar con todos los botes disponibles, civiles incluidos -con un Mark Rylance favorito desde ya para ganarse otra vez un Oscar por esta actuación- y por aire, con aviones reales que sobrevolaban el campo de batalla.

Dunkerque ha sido nominada a los Oscars en la categoría de Diseño de Producción, Fotografía, Edición, Edición de Sonido, Mezcla de Sonido, Banda Sonora, Director y Película.

Comentarios

comentarios

Compartir