El Baile de los 41

El Baile de los 41 es protagonizada por Alfonso HerreraEmiliano Zurita y Mabel Cadena y se estrenará el próximo 19 de noviembre en salas mexicanas para llevarle al público este relato protagonizado por Ignacio de la Torre y Mier (Herrera), el yerno del entonces presidente Porfirio Díaz, quien tenía una doble vida donde se reunía en secreto con un grupo de hombres homosexuales a disfrutar de tertulias donde se liberaban de la imagen que proyectaban en público.

El trailer ya fue publicado por Cinépolis Distribución y como se puede ver, El Baile de los 41 mostrará como el Presidente Díaz (Fernando Becerril) trato de encubrir los hechos que relacionaban al esposo de su hija Amada Díaz (Mabel Cadena) en el famoso baile anual que hacía este grupo de hombres. Pero que pese a ello, la historia sigue manteniendo vivo el recuerdo de este hecho que fue inmortalizado por José Guadalupe Posada.

El director David Pablos, conocido por su trabajo en Las Elegidas, fue el encargado de desarrollar este proyecto escrito por Monika Revilla (La casa de las flores), al que buscó darle un giro más humano e inclusivo de lo que la historia y la leyenda ha contado, sin olvidar hacer un retrato perfecto de la atmósfera que se vivía a principios del siglo XX.

“Para mí como director es muy importante hablar de la historia del baile de los 41 y retomarla desde otro ángulo. Humanizando primeramente a estos personajes, dignificándolos y mostrando las relaciones que ellos tenían como un grupo fraterno. Es impresionante que en este país, a estas alturas del partido, el ver a hombres vestidos de mujer, el ver a dos hombres besándose, sigue generando controversia. Para mí, gran parte de la aportación que puede hacer esta película es mostrar nuestras historias y visualizarlas”, explicó David Pablo en LGBT Session.

Póster oficial de "El baile de los 41" (Foto: Instagram/@elbailedelos41)

El director señaló que la película permite ver las consecuencias de una sociedad conservadora y lo que ocurre “cuando no se puede ser en libertad”.

Los pormenores de este episodio en la historia nacional quedaron retratados en el libro “Los cuarenta y uno: novela crítico social”, bajo autoría del seudónimo Eduardo A. Castrejón, elaborada en 1906. El año pasado este libro fue reeditado por la Universidad Nacional Autónoma de México, con la participación de Carlos Monsiváis en el prólogo y del investigador Robert McKee Irwin.

“Lo más significativo de la redada de los 41 es, reiteradamente, la detención arbitraria de un grupo que se divierte una noche de sábado. (…) No se conciben siquiera los derechos civiles y humanos de los ‘pervertidos’, y ‘el mal ejemplo’ es delito suficiente”, escribió Monsiváis para la obra.

La madrugada de ese domingo de 1901, en la calle de la Paz (hoy Ezequiel Montes, en la colonia Tabacalera), la policía irrumpió en una fiesta privada donde 42 hombres, la mayoría de familias aristocráticas, bailaban entre sí. Diecinueve de los asistentes vestía de mujer.

La versión oficial consignó que se trataba de un evento con 41 asistentes, sin embargo, en la prensa trascendió que había un hombre más presente, que entre los detenidos “disfrazados” estaba el yerno del presidente, el esposo de Amada Díaz.

La disparidad entre ambos números es producto del empeño que se puso en borrar su nombre de la lista, en desvincular a la familia presidencial de tan criticado suceso. Los hombres detenidos fueron sometidos a castigos vergonzosos como barrer las calles vestidos de mujer, luego fueron expulsados de la ciudad y trasladados a la cárcel de Belén, Yucatán, donde tuvieron que someterse al servicio militar bajo advertencia de que podrían ser llamados a combate.

Ejemplar de la Gaceta Callejera que reseña la redada de "Los 41" (Foto: Gaceta Callejera)
Ejemplar de la Gaceta Callejera que reseña la redada de «Los 41» (Foto: Gaceta Callejera)

Síguenos en Facebook e Instagram

Comentarios

comentarios