El Club de los Insomnes

El Club de los Insomnes

A más de uno le ha sucedido no poder dormir durante la noche. Algunos toman pastillas para conciliar el sueño, otros tantos leen, cuentan borregos, toman tés, ponen música relajante, se masturban, beben cerveza, infinidad de remedios.

Este 15 de junio llega a las salas de México una cinta que fue realizada con el estímulo del Fondo Latinoamericano del Tribeca Film Festival; El Club de los Insomnes.

Sin necesidad de efectos millonarios, con pocas locaciones; la tienda, los departamentos de dos protagonistas, veterinaria y la oficina ayudan a contar la historia repleta de actuaciones especiales que hilan la vida de la cajera de esta tienda donde se reúnen a pasar la noche.

Joe Giordano y Sergio Goyri Jr. escriben y dirigen su opera prima. Los directores comentan que el guion nació gracias a un taller de creación literaria donde plasmaron sus insomnios y tres personajes que necesitaban reencontrarse dentro de una tienda de conveniencia. Lo anterior hace del filme una cinta digerible, fresca y llena de matices.  

¿De qué va? Santiago es un hombre que debido a las presiones laborales y personales, desarrolla un grave insomnio. Incapaz de conciliar el sueño, sus días se han vuelto insoportables y caóticos. Una noche, Santiago visita un minisúper, de 24 horas, cercano, donde conoce a Danny, la encargada del turno nocturno. Santiago empieza a frecuentar la tienda, aprendiendo más de la chica, una aspirante a fotógrafa, con quien comparte mucho más en común. Sin embargo, una noche, su reciente estabilidad da un giro inesperado con la llegada de Estela, una veterinaria que acaba de descubrir que está embarazada y que su mundo está por cambiar. Ahora la convivencia de los tres tiene un motivo y un detonante, aunque ninguno esté preparado para afrontarlo.

Como espectador agradeces que el proyecto tenga una libertad con temas contemporáneos y no tan hablados, citadinos, actores frescos, fuera de la porno miseria en la que nos acostumbró el cine nacional o de comedias sin chiste y con alta producción.

Cassandra Ciangherotti, Leonardo Ortizgris y Alejandra Ambrosi, son los encargados de contarnos la historia a través de personajes solos, con sueños, sin sueño, con posibilidades y sin saber ubicarse en el lugar de la ciudad. Donde no hubo sets y todo fue filmado en locaciones.

Tal vez el acudir a una tienda de conveniencia en las madrugadas nos ayudara a entender nuestra soledad y el insomnio. Aventúrate a ver la cinta y me comentas que piensas de ella.

Texto: Etto Santana 

Comentarios

comentarios