X-Men: Dark Phoenix

X-Men: Dark Phoenix

La 20th Century Fox tiene lista X-Men: Dark Phoenix, cinta que ya llegó a las salas de cine de nuestro país.

Producida por Bryan Singer, X-Men: Dark Phoenix adapta al cine la saga de cómics Fénix Oscura de la década de los 90, una trama que ya tuvo su reflejo en la gran pantalla en La decisión final, el tercer filme de la trilogía original de X-Men.

La sinopsis dice que: “Los X-Men se enfrentan a su enemigo más formidable y poderoso: uno de los suyos, Jean Grey. Durante una misión de rescate en el espacio, Jean casi muere cuando es golpeada por una misteriosa fuerza cósmica. Una vez que regresa a casa, esta fuerza no sólo la hace infinitamente más poderosa, sino mucho más inestable. Luchando con esta entidad dentro de ella, Jean desata sus poderes de maneras que no puede comprender ni contener. Con Jean haciendo girar en espiral nuestro control, y lastimando a los que más ama, comienza a desenredar el mismo tejido que mantiene unidos a los X-Men. Ahora, con esta familia desintegrándose, deben encontrar la manera de unirse, no sólo para salvar el alma de Jean, sino también para salvar nuestro planeta de los alienígenas que desean armar esta fuerza y gobernar la galaxia.”

Simon Kinberg, un veterano productor y guionista en el mundo de los X-Men, firma el guión del filme que además en esta ocasión dirigirá, por lo que X-Men: Dark Phoenix supondrá su debut como director. Además, el multi-galardonado, Hans Zimmer musicaliza la cinta.

Mira nuestra crítica de Dark Phoenix

X-Men: Dark Phoenix contará con Jennifer Lawrence (Mística), Michael Fassbender (Magneto), James McAvoy (Profesor Charles Xavier), Sophie Turner (Jean Grey), Jessica Chastain (Shi’ar), Nicholas Hoult (Bestia), Tye Sheridan (Cíclope), Evan Peters (Quicksilver), Alexandra Shipp (Tormenta) y Kodi Smit-McPhee (Nightcrawler).

PARA FANÁTICOS

Recordemos que la saga de cómics The Dark Phoenix (Fénix Oscura) creada por Chris Claremont y John Byrne narra cómo Jean Grey es poseída por la Fuerza Fénix durante una misión en el espacio, por lo que los fans de la Casa de las Ideas se deberían preguntar si la película trasladará allí la acción.

¿Qué harías cuando la persona que amas se convierte en la amenaza más grande del mundo? Es la pregunta que se encuentra justo en medio de una de las tramas más perdurables en la historia ya de décadas de los cómics de X-Men: la saga de Dark Phoenix.

La saga de Dark Phoenix es una de las más queridas dentro de la serie de X-Men en su antiguo linaje, especialmente porque no es una historia donde existan héroes y villanos, blancos y negros”, comenta Simon Kinberg. Un aficionado de toda la vida de las tiras cómicas, Kinberg sintió que era importante contar la saga de Dark Phoenix en la pantalla grande de una forma que le hiciera justicia genuina a su distinguido legado.

Cuando empieza la película es 1992. Los X-Men, ahora superhéroes queridos por doquier, y quienes disfrutan un estatus de celebridad, son llamados por el gobierno de los Estados Unidos para salvar a unos astronautas que se encuentran en peligro, cuya misión ha salido terriblemente mal. A pesar de las objeciones de Raven (Jennifer Lawrence), el equipo se sube a bordo del X-Jet y emprende una misión de rescate en la que pondrán en riesgo sus vidas.

Entre las estrellas, una entidad cósmica misteriosa atenta contra Jean Grey (Sophie Turner), que avasalla su cuerpo, y, de entrada, parece que ha cobrado su vida. Cuando termina por despertarse, Jean se siente en un principio fuerte y recargada. Pero de regreso a la Tierra, comienza a darse cuenta que ha adquirido poderes más allá de su entendimiento, o de su control.

Conforme descubre secretos acerca de su pasado —verdades que Charles Xavier (James McAvoy) le ocultó— se vuelve cada vez más destructiva, atacando a aquellos más cercanos a ella en arranques de ira y desesperación. “Lo que sucede con Jean cuando regresa del espacio es que tiene un poder adentro que no puede controlar, y está incrementando e intensificando todo en su interior, y que puede desatar o liberar aspectos de su personalidad”, comenta Kinberg. “Esto puede ser poder, emoción y furia, y también pasión”.

Ver también:

Comentarios

comentarios