Compartir
Cine Queer

Entre risas y lágrimas se desenvolvió la gente el pasado viernes veintitrés de junio en la inauguración de la Sexta Muestra Internacional de Cine Queer en la Cineteca Nuevo León, “lo mejor de la cinematografía mundial con temática LGBT del momento.” Alrededor de trescientas personas asistieron desde muy temprano a la taquilla de la Cineteca con el fin de obtener el pase de entrada para el largometraje titulado: “Etiqueta No Rigurosa” a dirección de Cristina Herrera Bórquez.

Primeramente, se llevó a cabo la conferencia inaugural aproximadamente a las 20:00 horas, a cargo del equipo del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), acompañado de la exposición fotográfica titulada: “Con Faldas y a lo Loco: 80 años de cine trans-nacional”; la exposición consta de fotografías que retratan actores y actrices del cine mexicano los cuales han marcado la historia de este, debido a la interpretación de personajes icónicos contrarios a su género.

Consecutivamente, el festival arrancó con el cortometraje titulado: “Nocturnal” con la dirección de Alfonso Guevara, el cual se basa en la obra del fotógrafo y profesor Joe Ziolkowski, quien da a conocer los motivos de su fotografía expuesta en la Galería Q en Rochester, la cual versa sobre la fragilidad de la comunidad LGBT ante la crisis e incertidumbre frente al SIDA en los años 80 y 90 representado mediante cuerpos desnudos.

Habiendo concluido dicho cortometraje, da inicio el largometraje: “Etiqueta No Rigurosa”, en el cual la emoción, tristeza y sobre todo coraje, estuvieron presentes. Si bien, este documental presenta la lucha incansable de los derechos igualitarios representado en la vida de Fernando y Víctor, una pareja de estilistas en Baja California que buscaba contraer el matrimonio en la ciudad de Mexicali, más sin embargo, dicha unión era ilegal debido a que ambos eran hombres. El contraer matrimonio parecía imposible residiendo en un lugar lleno de desigualdades y homofobia, donde las instituciones y sus funcionarios se escondían tras “la ley” evitando a toda costa su unión con un sinfín de pretextos.

No obstante, lo que parecía un caso de homofobia, terminó en la locura, en el odio inexplicable y la denigración de los derechos de dos seres humanos valiéndose de pretextos absurdos para evitar su unión marital. Sin embargo, tras ardua lucha y persistencia para la validación de sus derechos y diversos intentos repletos de lágrimas y coraje, lograron contraer matrimonio en la ciudad de Mexicali frente al Ayuntamiento el 17 de enero del 2015 tras la realización de una manifestación en pro de la comunidad LGBT.

Quisiera destacar que Víctor y Fernando son solo un caso de los miles que se encuentran en la sociedad actual, si bien, el paralelismo entre Mexicali y Monterrey no es cosa ciega; ¿Por qué se tiene que seguir manifestando? Por derechos que fueron dados inicialmente por los preceptos ante la ley natural, derechos que son de todos y quieren ser arrebatados por las diversas ideologías arcaicas impuestas. Se tiene una concepción bastante errónea y se olvida completamente que se trata de seres humanos fuera de tipificaciones y etiquetas; se les ve como personas diferentes acreedoras de “locura”, cuando en realidad la locura reside en pisar y denigrar los derechos humanos y civiles que tiene cada individuo.

Para finalizar, quisiera puntualizar las palabras del presidente del CONARTE, M. Ricardo Marcos González, quien sueña con un Nuevo León plural donde la comprensión y tolerancia sean los estandartes frente al etiquetamiento propio o de otro. Si bien, este festival busca la inclusión y sobre todo, generar alta conciencia sobre la constante lucha por la aceptación y validación de los derechos de la comunidad LGBT.

Recuerda que el festival tendrá lugar hasta el dos de julio del presente año en diferentes sectores de la ciudad.

Visita: http://www.conarte.org.mx/lugares/cineteca-nuevo-leon para enterarte de la programación del evento, así como también sobre los diversos costos y horarios del festival.

¡Mismas obligaciones, mismos derechos!

Texto: Zaida Carolina Martínez Arreola

Comentarios

comentarios

Compartir