muerte de Stanlin

La cómica muerte de Stalin

A partir del 12 de octubre llega a las salas de cine el segundo largometraje de Armando Iannucci, La Muerte de Stalin, una sátira política inspirada en el comic homónimo de los franceses Fabien Nury y Thierri Robin.

La película habla sobre la muerte del Presidente del Consejo de Ministros de la Unión Soviética, Ióssif Stalin, dictador, tirano, carnicero, que fue el 5 de marzo de 1953. Tras su fallecimiento, surgió una lista inalcanzable y enloquecida de sucesores que deseaban capitalizar una ventaja de la situación, esto, para obtener el poder.

Una  historia que cuenta las ironías sobre los días previos al funeral del padre de la nación. Dos jornadas de duras peleas por el poder absoluto a través de manipulaciones, lujurias y traiciones.

En la cinta todas las teorías sobre la muerte del poderoso político están recreadas de una por una aunque muchos escritores e historiadores no han reaccionado bien a la cinta que en ocasiones genera risa y en ocasiones es hilarante, pero que no es apta para todo espectador, el humor negro que llena el filme no es sencillo de entender si no tienes alguna referencia hacia la historia en general.

Cuenta con buenas actuaciones de todos y cada uno de los miembros del gabinete, una de las mejores escenas es cuando Stalin pide que se grabe un concierto que ya había terminado o cuando la hija del mismo llega tras su muerte e inicia el desfile de haber quien queda mejor con ella.

Si te gusta la historia y el humor negro, la cinta es para ti, si no, mejor busca otras opciones.

Texto: Etto Santana

Comentarios

comentarios