salir de casa de tus papás

Cómo lograr tu propósito de año nuevo y por fin lograr salir de casa de tus papás

Salir de casa de tus papás es un paso por el que todos debemos pasar en algún momento. De acuerdo con datos de Dada Room, enero es el mes preferido por los jóvenes para independizarse, ya que es uno de los propósitos de año nuevo más comunes. Ya sea por cuestiones económicas, o personales, algunos desisten y eligen seguir viviendo con sus padres por más tiempo.

Por eso, considera estas recomendaciones para que logres tu propósito de año nuevo, y por fin logres salir de casa de tus papás.

Decídete y planea. Sabemos que quisieras salir de casa de tus padres lo más pronto posible, pero más vale tomar el tiempo necesario y no fracasar en el intento. Para empezar, debes estar completamente seguro de que independizarte es lo mejor en ese momento. ¿Tienes la estabilidad emocional y psicológica para hacerlo? ¿Cuentas con los recursos suficientes para pagar tu renta y demás gastos? Éstas son algunas de las preguntas que debes hacerte antes de dar este gran paso.

Ahorra lo suficiente. Toma en cuenta todos los gastos que implica salir de casa de tus padres. No solamente es la primera renta y el depósito, también los muebles, trastes, y otro tipo de básicos que necesitarás cuando ya no estés en casa de tus papás. Independizarte implica que ya eres estable económicamente para solventar tus necesidades. Ahorra por un tiempo.

Habla con tus papás. Aunque no lo creas, para ellos también es importante este momento. No te lo dicen porque te quieren, pero así como por tu cabeza ha pasado ese pensamiento de “desearía ya no vivir aquí”, en la de ellos ha pasado el de “ojalá ya no tarde en irse y valerse por sí mismo”. Tanto ellos como tú son adultos, y es normal que tengan diferencias. Si has decidido independizarte, habla con ellos, agradéceles lo que hicieron por ti, y termina de la mejor manera posible.

Elige lo mejor para ti. Compartir departamento es la elección de muchos jóvenes que recién se independizan. Además del evidente ahorro que implica dividir gastos entre dos o más personas, vivir con roomies hace más llevadero el proceso, te inculca cualidades como la responsabilidad y el respeto, y te da buenos amigos. Tú te conoces mejor que nadie; si crees que vivir con alguien más, no es para ti, siempre habrá la opción de vivir solo, aunque los gastos sean mayores.

Administra tu presupuesto. Los problemas económicos son los que más afectan a los jóvenes que recién se independizan. Siempre es recomendable dedicar una tercera parte de tu ingreso al pago de la renta, no más. A esto deberás sumarle el pago de servicios, tu comida, y otros gastos personales. Administra tu presupuesto lo mejor posible para que no falles en el intento y tengas que regresar con tus padres.

Comentarios

comentarios