Casa de Papel

La Casa de Papel

Es indudable que el éxito de La Casa de Papel ha sido contundente.

La ficción española es una de las más exitosas de Netflix y esto lo muestran los números: más de 34 millones de hogares reprodujeron La Casa de Papel 4 en la semana de su estreno.

Por eso, la renovación para una quinta temporada se dio como un hecho, pero con las buenas noticias viene una amarga, esta será la última temporada de la serie.

Casa de Papel

La parte 5 consta de 10 episodios y esta última entrega se dividió en dos partes. La Casa de Papel parte 5, volumen 1, la pudimos ver a partir del 3 de septiembre y el volumen final llegará el 3 de diciembre.

El primer avance del final de La Casa de Papel logra ponernos los pelos de punta. No es para menos. El Profesor. Denver. Río. Lisboa. Estocolmo. Manila. También Nairobi y Tokio, aunque no puedan tomar parte de la batalla final. Todos los personajes de la serie creada por Álex Pina y Esther Martínez Lobato se han hecho con un pedazo de nuestros corazones y la recta final de cinco episodios en la que, por fin, se resolverá, para bien o para mal, el último atraco de la banda es uno de los acontecimientos televisivos de 2021.

Tras la muerte de Tokio (Úrsula Corberó) y con el enemigo, «herido y más temible que nunca» según advierten desde la plataforma de ‘streaming’, aún dentro del Banco de España, la recta final de la quinta temporada había sido descrita por los creadores de la serie como una etapa «más en la emocionalidad de los personajes», aunque el avance no deja lugar a dudas: la acción se retoma en lo más álgido y los fans tienen emociones fuertes que experimentar.

La serie está protagonizada por: Úrsula Coberó (“Tokio”), Álvaro Morte (“El Profesor”), Itziar Ituño (“Lisboa”), Pedro Alonso (“Berlín”), Miguel Herrán (“Rio”), Jaime Lorente (“Denver”), Esther Acebo (“Estocolmo”), Enrique Arce (“Arturo”), Darko Peric (“Helsinki”), Hovik Keuchkerian (“Bogotá”), Luka Peros (“Marsella”), Belén Cuesta (“Manila”), Fernando Cayo (“Coronel Tamayo”), Rodrigo de la Serna (“Palermo”), Najwa Nimri (Inspectora “Sierra”), José Manuel Poga (“Gandía”), entre otros.

A pesar de que la primera y segunda temporada, planificadas como una sola por Atresmedia pero finalmente emitidas en dos partes, tenían un presupuesto que ni se puede comparar con una producción de los Estados Unidos, el éxito de La Casa de Papel no se entendería sin el trabajo de Álex Pina con el director Jesús Colmenar y el director de fotografía Migue Amoedo. Juntos, entendieron los requisitos estéticos y narrativos para que funcionase este thriller dramático, con dosis cómicas y de esencia palomera, y un uniforme (mono rojo, máscara de Dalí) que ya es icónico.

Si La Casa de Papel no tuviera este objetivo de ser puro entretenimiento, de hecho, quizás no hubiera tenido el éxito que ha tenido. Al fin y al cabo, las series que parecen funcionar mejor en Netflix son aquellas que priorizan el vicio, el dejarte pegado a la butaca, y no es casualidad que Stranger Things sea la número uno de la plataforma y después lo sea La Casa de Papel, YOU Élite.

La Casa de Papel no es solamente una historia que relata un robo. Es una serie que habla de riesgos, de oportunidades, y de la ausencia de ellas. Nos invita a reflexionar en quién decidimos confiar y a quién entregarle las llaves de nuestro destino.

Comentarios

comentarios