La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) develó hoy en un comunicado que Ya no estoy aquí del director Fernando Frías de la Parra será la película que represente a México en la 93 Edición de los Premios Oscar, en la categoría de Mejor Película Internacional.

En la contienda se encontraban seis películas: El ombligo de Guie’dani (Xquipi’ Guie’dani)Esto no es BerlínMano de obra, Nuevo orden, Te llevo conmigo y Ya no estoy aquí, esta última resultó ser la elegida. Checa nuestra crítica del film.

Ya no estoy aquí está disponible en Netflix y relata el terrible malentendido con una pandilla local que empuja a Ulises, el líder de un grupo de jóvenes apasionados por la cumbia, a huir de su país para mantenerse con vida.

La cinta ha sido todo un éxito entre la crítica especializada y los usuarios de la plataforma de streaming. Incluso, previo a su estreno al público, fue reconocida y premiada en prestigiosos festivales de cine como el de Morelia o el de El Cairo.

Pero no solo impactó de esa manera. La película tocó fibras sensibles, despertando reacciones que retrataron cómo se encuentra la sociedad regiomontana –del lugar donde ocurre la historia– que rayan en temas como la discriminación y el racismo. Y es que, enseguida se estrenó, muchos inconformes reclamaron que la cinta “no representaba a Monterrey”.

Sin embargo, la cinta toca el tema de una subcultura que sí tuvo gran impacto en la ciudad de Monterrey.

Precisamente, el director de la cinta, Luis Fernando Frías de la Parra –quien es originario de la Ciudad de México–, contó a Infobae: “Había conocido la contracultura (Kolombia) por diferentes aspectos. Sobretodo, entramos por el mundo de la cumbia rebajada y que había detrás de ella, y la historia, el tema de las pandillas y la desigualdad social, la falta de oportunidades (…) y cuando la empecé a investigar vi como esta contracultura desaparecía por la violencia que se vivía en Monterrey”.

Síguenos en Instagram

Comentarios

comentarios