Sin goles, el Clásico 117

El domingo que más esperaba la afición regia llegó, luego de mucho alboroto por el cambio de fecha, se llevó acabo la edición número 117 del clásico regio.

El Volcán Universitario tuvo un ambiente de fiesta, donde todos pensábamos que sería un partido emocionante y totalmente alegre, no fue así. El gol no llego para ninguno de los equipos, a pesar que por momentos el cuadro auriazul dominaba, simplemente no conectaban a la hora de terminar las jugadas. Rayados sufrió muchas bajas durante el primer tiempo, sacando a Basanta tras una lesión y tener casi fuera a Rodolfo Pizarro tras una molestia en la rodilla.

Una jugada clara para los felinos fue cuando Guido Pizarro al 32’ conectó de cabeza y mando el balón por un lado, para el 55’ Julián Quiñones llegó por derecha a la línea de fondo y centró para Gignac pero antes la zaga cortó e impidió el daño.

Fue hasta el minuto 71 donde se veía el gol en la garganta felina, pues fue “el conde” Pizarro quién con un cabezazo dentro del área, le quedó el balón a Juninho de frente a Barovero y con el muslo remató, pero milagrosamente el arquero argentino sacó el esférico con la palma justo en la línea.

Rayados comenzó a generar peligro luego de la expulsión del capital felino Juninho. Fue al 80’ cuándo Dorlan Pabon tuvo un tiro libre y disparó potente desde fuera del área, pero sólo se fue un lado.

Un minuto después, Tigres parecía haber firmado y conformarse con el empate, Ricardo Ferreti decidió cambiar a André-Pierre Gignac e ingresar al joven José Sánchez. Al final, la igualada permaneció en el marcador y ambos recibieron abucheos por parte de la afición que estaba presente.

Tigres y Rayados llegan a 7º y 6º lugar de la tabla con 15 puntos de parte de los felinos y 17 de los albiazules.

El siguiente partido para ambos equipos será en la Copa MX en su fase de octavos de final, ambos como local.

Texto: Alexis Herrera.

 

Comentarios

comentarios