Ismael Sosa

Tras un verano complicado lleno de problemas y controversias con su fichaje, Ismael Sosa ha caído como anillo al dedo en los Tigres de la UANL. El argentino, originario de San Martín, provincia de Buenos Aires, ha encontrado un lugar en el once titular del “Tuca” Ferretti y tras el bache en el que cayó André-Pierre Gignac, se convirtió en el goleador del equipo en este Apertura 2016, anotando 7 goles, 1 gol cada 200 minutos.

Con contrato hasta el 30-06-2020, la directiva de Tigres ha dejado en claro que confían en el argentino, quien jugase al principio de su carrera como extremo derecho, convertido ahora en segundo delantero. Ismael Sosa, o ‘Chuco’, como le dicen desde niño por su manera extrovertida de ser cuando era pequeño, ha dejado huellas de su calidad tras este corto tiempo vistiendo la casaca de Tigres. Como ejemplo, este golazo que le marcó al América en la jornada 3 del Apertura 2016.

A sus 29 años de edad, Ismael Sosa se encuentra en la cúspide de su carrera, el Campeón del Torneo Clausura 2010 en Argentina con Argentinos Juniors, torneo donde marco 9 goles e hizo pareja en el ataque con Mauro Boselli, también es aficionado a los tatuajes.

“Tengo la mezquita de Turquía, un monumento de Chile y la virgen de Guadalupe de acá, también una fecha en la que salí campeón en Argentina, unos naipes, me gustan mucho, son cosas que marcaron mi carrera y por eso los tatuajes”, declaró Ismael en anteriores entrevistas.

Esperemos que Tigres también marque un antes y un después en su carrera e Ismael decida tatuarse algo en alusión al equipo de la UANL. Sí es así, significará que tanto Sosa como Tigres tuvieron éxito. Por el bien del equipo y afición, ¡que así sea!

Texto: Rene Herrera

Comentarios

comentarios