Compartir

Mr. Silbato dice: ¡FUERA TUCA!

Jóvenes, lo que acabamos de ver es la viva imagen de un equipo que se quedo sin ideas. América con todas las de la ley quedó Campeón de la Liga de Campeones de Concacaf, justamente en su Centenario, los Tigres del “Tuca” Ferreti no metieron ni las manos.

¿Qué le pasa a Tuca y a los Tigres?

Muchachones, les diré, el planteamiento y el discurso de Ferreti ya no da para más, dirían algunos, pero, ¿Cómo es posible? Si hace 5 meses estaban levantando la Copa de la Liga MX.

La gente, harta de años y años de especulación en el planteamiento de “Tuca”, ya busca cualquier momento dubativo del equipo para reventar al último técnico campeón de Tigres. Y es que, en este 2016 los Tigres no juegan a nada, muchos jugadores se desinflaron, ¿Dónde quedo el desequilibrio de Damm o de Aquino?, ¿Dónde quedo Rafael Sobis? Ya ni me acuerdo de él… Gignac no puede hacer todo solo él, parce un llanero solitario allá adelante.

En esta final de la Concachafa, Ferreti, al ir ganando 1-0 debió apretar al rival, debió asfixiar a la defensa americanista, los cambios ofensivos fueron muy tarde, ya cuando el ánimo del equipo estaba por los suelos, en fin, así es el “Tuca”, el tipo se va a morir con la suya y jamás, JAMAS, va a cambiar su planteamiento.

Pero, ¿en verdad quieren fuera a “Tuca”?

Estos son los logros del brasileño: Varios lideratos que solo te dan estabilidad porcentual, fue Campeón en el 2011 y 2015 de Liga y gano una vez la Copa MX.

Fracasos: Desprecio la Libertadores y la Concacaf en anteriores ocasiones y cuando la directiva quiso ser protagonista en estos torneos, salieron sub campeones (de los cuales nadie se acuerda),  pero sobre todo y a pesar de que no termina de convencer a toda la hinchada con su fútbol, Tigres ha sido eliminado por Rayados en varias ocasiones tanto en Liga como en Copa.

En fin, no defiendo el planteamiento del “Tuca”, jamás lo contrataría para dirigir a mi equipo, pero es eso… o prefieren a Daniel Guzmán o Tolo Gallego… señores, si es así…. ¡FUERA TUCA!

Texto: Por Mr. Silbato

Comentarios

comentarios

Compartir