Compartir

Rafa Márquez regresa a entrenar

Por fin una alegría alberga en el club Rojinegro, puesto que este lunes 18 de septiembre el club dio un comunicado oficial a través de su cuenta de Twitter, que el jugador de 38 años de edad y capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez Álvarez, volverá a entrenar con el equipo. Después de su ausencia por más de un mes, ya que el gobierno de Estados Unidos lo vincularon con el narcotráfico (lavado de dinero), gracias a eso fue su inactividad con el Atlas Fútbol Club.

El mismo jugador manifestó y dio a saber mediante sus redes sociales, que el tiempo que estuvo inactivo gracias al problema que existió por la vinculación directa en el lavado de dinero, no descansó, estuvo entrenando, obviamente por cuenta propia, ya que tenía prohibido entrenar con el actual equipo en el que milita. Sabemos que a “Rafita” los años que pasen nunca se le perderá esa elegancia y temple para jugar, más sin embargo, ya cuenta con 38 años, frecuentemente se llega a lesionar puesto que ya no rinde de la misma manera, su velocidad se ve expuesta, ya que actualmente el fútbol es un deporte rapidísimo, en donde, el mismo defensa central tiene que ser igual de rápido que el delantero centro rival.

Lastimosamente para el jugador Zorro es algo que le atrofia de muchas maneras, ya no tiene el mismo rendimiento que hace unos años. Más sin embargo, el defensor central es en el Atlas Fútbol Club, cómo en la Selección Mexicana de Fútbol, pieza fundamental, no solo en lo futbolísitico, sino en la convivencia misma del Club y de líder dentro y fuera de la cancha.

Pero el cuestionamiento aquí es: ¿Regresará para despedirse?, ¿Llegará al mundial de Rusia 2018?. Todos nos estamos cuestionando muchísimas preguntas de lo que nos puede preparar Rafa Márquez. Para muchos sería una desilusión no contar con nuestro Eterno Capitán en el próximo mundial que será dentro de muy poco, no sabemos que pueda pasar, pero si de algo tenemos que ser conscientes es que el jugador michoacano nunca le ha fallado a nuestro país, pero sobre todo, siempre tiene algo con que sorprendernos.

Texto: Marcelo Bustos Iglesias

Comentarios

comentarios

Compartir