Compartir

Sin autopsia para determinar la causa de la muerte, sin testigos para verificar y comprobar en qué condiciones lo encontraron muerto, y con un velorio exprés en el que el ataúd permaneció todo el tiempo cerrado, sin que nadie pudiera ver su cuerpo, James Douglas “Jim” Morrison también conocido como el Rey Lagarto encierra un aurea de misterio, peligro, psicodelia, poesía, arte y rock n roll que lo convierte en uno de los personajes más icónicos de la música.

Hablar de su carrera con The Doors sería extendernos demasiado, nos extenderíamos varios artículos, y tan solo abarcaríamos la mitad del impacto y la importancia que su música tuvo en la cultura de la década de los 60s, y que por supuesto, se extendió hasta nuestros días.

Fallecido a la edad de 27 años, el Rey Lagarto, ha sido objeto de afiches, posters, pines, películas, documentales, caricaturas, imagen de playeras, pantalones, su estilo con sus botas de piel, su pantalón de cuero y camisa blanca ha sido mil veces imitado. Y esto es, justo de lo que queremos hablar. El impacto de Jim Morrison en la cultura popular.

Por ejemplo, The Simpsons han hecho incontables referencias sobre Jim Morrison, en el capítulo, “Selma’s Choice” de la 4ta temporada, Lisa Simpson, después de tomar aguas negras de un río en un parque de diversiones empieza a alucinar y grita a todo pulmón, “Soy la reina lagarto!”. El mismo Krusty el payaso, en el episodio “I Love Lisa”, de la misma temporada canta “Break On Through”.

En la música, en el video “I’ll Sleep When I’m Dead” de Bon Jovi aparece la tumba de Jim Morrison, así como Radiohead lo menciona en su canción “Anyone Can Play Guitar”. Lana Del Rey lo menciona en su canción “Gods & Monsters”. Alice Cooper le dedico la canción “Desperado” en su álbum Killer. Y es indudable que sin el éxito y la aceptación que tuvo su tono de voz, hoy en día, cantantes como Eddie Vedder o Trent Reznor serían catalogados como un caso raro e insólito.

En el cine, aparte de la ya famosa película de Oliver Stone en donde Val Kilmer interpreta a Jim Morrison, existe una película casi desconocida llamada HWY: An American Pastoral nada más y nada menos que dirigida, escrita y protagonizada por Jim Morrison, un corte de 52 minutos con una historia tan escalabrosa como salvaje.

Jim Morrison, el hombre, la leyenda, siempre imitado, siempre presente en la cultura popular, el hombre por el que nombraron un cocodrilo en su honor en Myanmar, el Barbaturex morrisoni, larga vida al Rey Lagarto.

Texto: Víctor Moreno

Comentarios

comentarios