Compartir
El Lázaro

A mediados del 2015 en Guadalajara, Jalisco, Alejandro Romero Godínez y Guillermo Flores, unidos por la inquietud por crear música con raíces mexicanas, bases electrónicas y letras en español, deciden darle vida a un nuevo proyecto al que titulan, El Lázaro, un dúo que viene a darle fuerza, vida y frescura al electro pop mexicano.

El pasado 3 de marzo, El Lázaro lanzó su álbum debut homónimo bajo el sello Kaparasound Records, producido, mezclado y masterizado por Alejandro Romero Godínez bajo la dirección creativa de Orbeh Studio. 8 temas son los que componen esta primer placa, en donde la matriz pop es la base por donde parten secuencias, melodías y programaciones que van desde el optimismo hasta la resignación, pero siempre con un mensaje propositivo.

¿Cómo se conocieron y cómo surgió la idea de El Lázaro?

G: Nos conocimos a través de un amigo de Alex, uno de los socios con el que trabaja en Kaparasound; que resulto ser primo de un buen amigo mío con el que tocaba Manouche (Swing gitano). La idea nace de la inquietud de hacer una propuesta de música electrónica con raíces bien mexicanas, inicialmente éramos 4 miembros que proponíamos ideas y finalmente Alejandro y yo terminamos enviándonos maquetas vía email, hasta que surgió “Creo en ti” el primer single del disco, a partir de entonces las cosas se fueron dando y aquí estamos.

¿Por qué deciden bautizar a este proyecto como el Lázaro?

G / A: Ambos atravesábamos por una crisis en la que estábamos decididos a abandonar por completo la música. Al momento de crear el proyecto y ver como fluían las ideas, nos conectamos de alguna manera especial y nos identificamos con este personaje bíblico que muere y vuelve a la vida ‘Lázaro’. Le agregamos lo de “el” pues es una forma muy típica de nuestra cultura.

EL DISCO

Un track instrumental a manera de introducción de un minuto y medio da la bienvenida a “Creo en Ti”, el sencillo promocional que vio la luz en diciembre pasado con un hipnotizante vídeo. El tema exuda frescura y tintes muy propios del electro pop.

No Temas” es la continuación bajo la línea pop del disco, una canción con tintes románticos que en cinco minutos nos convence a dejarnos llevar por el sonido de El Lázaro. A mitad del disco viene “Viento”,  un track que traza la raya entre lo pop y lo más experimental, aquí los sintetizadores y la programación de Alejandro Romero, en definitiva, cogen el timón para ya no soltarlo nunca más.

¿Cuáles dirían ustedes que serían las influencias musicales de El Lázaro?

A: Nuestras influencias son muy variadas, de primer momento se me viene desde hip-hop, electrónico experimental, obviamente pop, pero tirándole a un pop no desechable (es engañoso este género) y hasta música para película, sobretodo, dentro del disco tratamos de crear un paisaje sonoro tratando de imitar un poco esta narrativa.

La Gentil Tristeza de las Cosas” son cuatro minutos de ensueño; es la antesala perfecta que te atrapa antes de la tormenta que significa el “Granizal”, sin duda, la canción más destacada en este álbum, con un final tan enigmático como potente, algo tan obscuro que bien pudiera firmar cualquier banda de trip hop.

De su primera placa, destacan temas muy pop como “Creo en Ti” o “No Temas” pero también les da el gusto de experimentar y meter más loops y secuencias en cortes como “Granizal” o “La Gentil Tristeza de las Cosas”, ¿En que se inspiraron para componer estas dos caras que tiene el álbum?

G / A: Tenemos influencias del rock progresivo de los 70’s, como sabes las propuestas musicales no se limitaban a crear 1 o 2 singles, si no que cuentan una historia a través de todo el álbum, con en El Lázaro intentamos contar una historia en la que puedes encontrar este contraste y de alguna forma son experiencias y etapas que cada quien atravesó y se plasmaron en camino. Es un álbum que te remite a la nostalgia y el proceso de enamoramiento, cuando conoces a alguien, y como te puede llevar del cielo al infierno, ¿sabes? nos permitió explorar esta área que generalmente no compartimos. Pero El Lázaro nos ayudó a canalizarlo de una forma especial esos momentos.

Y después de la tormenta viene la calma y “Amanecer” es justamente eso, una tierna balada instrumental a piano que da pie a “Perdonar”, quizás el track más optimista y esperanzador, el cual habla de dejar los miedos y las complicaciones atrás y fijar la mente en un nuevo comienzo. Y para El Lázaro este, sin duda, es un nuevo comienzo.

Si ahorita viéramos su playlist personal, ¿Qué canciones encontraríamos?

A: Jaja verían un verdadero chilaquil. En este momento estoy escuchando mucho a Benjamin Clementine, James Blake y Caribou. También algo más instrumental pero con tintes electrónicos como Jon Hopkins y Ólafur Arnalds, algo más pop como The Weeknd. Estoy escuchando mucho a Kendrick Lamar, Massive Attack, y pues también algo un poco más movido como Moderat, Siriusmo.

G: Coincido completamente con el playlist de Alex, aunque yo si tengo bien arraigadas mis raíces y de pronto escucho música vernácula, cubana (Ibrahim Ferrer, Omara Portuondo) y hasta ritmos latinos.

¿En dónde se ven a la vuelta de un año?

G / A: Realmente el proyecto nació como un hobbie, que a través del tiempo se ha ido profesionalizando cada vez más, de modo que nos hemos tenido que convertir en empresarios, ya sabes, hacer y buscar promocionar el proyecto, relaciones públicas, management, etc. Nos encantaría poder hacer promoción por el país, tenemos material para un segundo álbum, por lo que creo que nos vemos trabajando, haciendo nuevos contactos, pisando escenarios cada vez más importantes, etc. Pero sobre todo nos vemos disfrutando el proceso, sabemos que en el camino hay que buscar oportunidades y aprovecharlas al máximo, de modo que estamos a la expectativa, que ha sido un factor fundamental desde el inicio. El Lázaro ha ido cobrando vida y nos ha guiado de cierta manera, trazándonos y revelando la ruta a seguir.

Texto: Víctor Moreno

Comentarios

comentarios

Compartir