muerte de Dolores O’ Riordan

El blue monday es el nombre dado al tercer lunes de enero, que según una investigación, es el lunes más triste del año. Sin duda alguna, el pasado lunes de enero fue y será el más triste del año, ya que falleció Dolores O’ Riordan, vocalista de The Cranberries a la edad de 46 años.

La líder de la agrupación irlandesa murió ahogada en la bañera de su habitación, esto después de haber ingerido una cantidad excesiva de alcohol, reveló la investigación que condujo la Corte Forense de Westminster.

De acuerdo con la juez de instrucción de la Corte Forense de Westminster, Shirley Radcliffe, no se encontraron elementos para señalar que O’Riordan consumiera drogas. Sin embargo, sí hay evidencia de que ingirió una buena cantidad de alcohol. Así, se ha determinado que murió por ahogamiento en bañera tras una intoxicación etílica. Las pruebas indican que O’Riordan registró 330 mg de alcohol por 100 ml de sangre, cuatro veces el límite permitido para conducir en el Reino Unido (80 mg).

La cantante irlandesa, que con The Cranberries fuera protagonista del rock alternativo de los 90s, falleció “súbitamente” en Londres, Reino Unido, donde se encontraba efectuando “una breve sesión de grabación”. Su publicista envió un comunicado tras la noticia: “Los miembros de su familia están devastados de escuchar la noticia y han solicitado privacidad en este momento difícil”.

Así mismo, los restantes miembros de la banda emitieron, en su momento, palabras sobre el fallecimiento de la cantante. “Estamos devastados por el fallecimiento de nuestra amiga Dolores. Ella era un talento extraordinario y nos sentimos privilegiados de haber sido parte de su vida desde 1989 cuando empezamos The Cranberries. El mundo ha perdido a una verdadera artista hoy.”

También, el mundo de la música empezó a recordar la importancia de O’ Riordan a través de Hozier, Kodaline, Duran Duran, entre otros.

The Cranberries se formó en Irlanda entre 1989 y 1990. Nacida en Limerick, Irlanda, en 1971 O’ Riordan lideraba la agrupación desde comienzos de los años 90, lanzando un total de seis discos de estudio, el último a comienzos de 2017 titulado Something Else.

Torturada y extrema, pero siempre conmovedora, la voz de O’ Riordan alcanzó su cima en “Zombie, un éxito coreado por millones de jóvenes en los noventa, escrito en la estela del terrible atentado del IRA en Warrington, que mató a dos niños, de tres y 12 años. No need to argue, disco donde incluía la canción, despachó 17 millones de copias en todo el mundo y convirtió a The Cranberries en una de las bandas más grandes surgidas del contexto del por entonces llamado rock alternativo. Le siguieron grandes éxitos como: “Linger”, “Savation”, “Just my imagination”, entre muchos otros.

En 2004, el grupo decidió separarse y O’Riordan comenzó una carrera en solitario. En 2009 fue el año de la primera reunión de la banda y el pasado mes de mayo habían cancelado la gira, debido al estado de salud de la cantante quien padecía un dolor de espalda.

En cuanto a su vida personal, la vocalista, divorciada en 2014, padecía trastorno bipolar, y había sido multada por agredir a un policía irlandés y a una azafata en un vuelo en noviembre de ese mismo año.

Comentarios

comentarios