Zoé en Monterrey

Zoé en Monterrey

No es raro ver a Zoé muchas veces en la ciudad, está banda se ha ganado un hueco importante en el corazón de los regios. Por eso, no fue sorpresa cuando anunciaron que se presentarían por segunda vez en el año, ahora en el Auditorio Citibanamex. Su show en el Tecate Pal Norte fue muy sorprendente, sobre todo porque su disco Aztlán tenía muy poco tiempo de haber salido, entonces todo era muy nuevo y llamativo. Pero ya su gira ha recorrido bastante trayecto, lo necesario para perfeccionar los tiempos de sus canciones.

Aproximadamente a las 8:40 pm salió al escenario Salvador y el unicornio, a él, lo podemos recordar por estar acompañando a León Larregui cómo integrante de su banda. Aunque no había mucha gente, se ganó el aplauso de todos. Su música combina sonidos muy tranquilos que no son alborotados por esa guitarra imponente que le da vida y su propia característica a sus canciones.

Un set muy limpio, se cuidó que siguiera una temática en los sonidos y que cada canción fuera complementando a la anterior en la medida de lo posible. Sí nos hubiera gustado que más gente lo hubiera presenciado, valió mucha la pena el haber llegado temprano, sobre todo para escuchar “Carolina” en vivo. Lo único negativo es que fue un poco sobrio en su presentación, falto un detalle llamativo o que diera la intención de seguirlo, fue muy sencillo y cauteloso al momento de estar sobre la tarima.

Zoé en Monterrey

Aún sin empezar todavía, quedamos sorprendidos por la escenografía, llena de luces y una recopilación de pantallas, acomodadas en forma de pirámide invertida, simbolizando a Aztlán. Está los ha ido acompañando en diferentes fechas de la gira, en Monterrey en su ocasión pasada, no fue el caso por razones entendibles del festival. Lo único malo de este punto, fue la distribución sobre el escenario, se sentía como si en todo momento estuvieran apretados y no hubiera capacidad de muchos movimientos, sin qué se perdiera el enfoque de las luces, probablemente por el tamaño del auditorio.

Zoé en Monterrey

Antes de empezar cada presentación, suena de fondo “Cuidadito” de María Victoria, desde ese momento, se siente como si se viajara a otro tiempo, una época diferente. Esa es la principal razón de la primera mitad de canciones de su repertorio, un viaje entre universos, dónde cada uno se va conectando consigo mismo y con el universo.

Mientras la banda salió tocando “Venus” las producción hacia su trabajo, jugando con la oscuridad y mostrando el firmamento en la gran pirámide, marcando el camino de Aztlán a la gran Tenochtitlan. En la parte de la producción se encontraba el gran Eduardo del Águila, uno de los mejores ingenieros en audio del país.

“Azul”, “No Hay Mal Que Dure” y “Últimos Días” fueron un gran desahogo de la energía que se presenciaba. Alguna gente empezó a pararse de sus lugares para bailar, pero en general fue un público muy pasivo, sin ganas, ni entusiasmo en su mayoría. Si dejó mucho que desear la forma en que la audiencia se comportó, siendo que Monterrey siempre se ha caracterizado por su euforia en los conciertos.

La línea de canciones fue visitando algunos temas ya emblemáticos de Zoé, esto sin perder el argumento que fueron manejando. La mayoría del recinto se escuchaba coreando a una sola voz “Nada”, “Arrullo De Estrellas” y “Labios Rotos”, todo esto para terminar con “Hielo”, que sin ser un sencillo del álbum reciente, se ha ganado una importancia impresionante.

Zoé en Monterrey

Después de un breve encore, que separó estas dos temáticas que venían manejando, dieron paso a “Reptilectric”, siendo esta la primera del segundo conjunto de canciones, más libres y con la intención de mostrar otra faceta del show. Prueba de eso, fue que se dieron la oportunidad de improvisar un poco, este fue el caso de “Paula” que no estaba incluida en el repertorio, pero de todas maneras interpretaron para complacer a su audiencia. Las pantallas dejaron de ser un personaje más en el show, para ser un simple acompañante que representaba lo que se vivía con los integrantes mientras tocaban.

Algunos de los temas de esta selección se sienten fuera de lugar, tocadas por pura convicción y no porque realmente fueran importantes, el mismo León comentaba que ni el sabía el significado de “Oropel”, hubiera sido mejor, aprovechar ese espacio, para alguna canción como “Cámara Lenta”, “Andrómeda” o “Deja Te Conecto”, que evidentemente hicieron falta. A su vez, como ya es costumbre de este mismo cantante, se pierde mucho tiempo mientras él da su mensaje político habitual, que cambia de ocasión en ocasión.

Zoé en Monterrey

Fue un espectáculo bien cuidado, si no que casi fantástico, la banda sabía a lo que venía y qué era lo que quería hacer, cumplieron bien, pero no lo suficiente. Por una parte, la producción fue fantástica, pero la selección de canciones pudo haber sido ligeramente mejor para representar todo lo que abarca Zoé.

Setlist:

  1. Venus
  2. Azul
  3. No Hay Mal Que Dure
  4. Últimos Días
  5. Nada
  6. Al Final
  7. Arrullo De Estellas
  8. 10 AM
  9. Poli
  10. Fin De Semana
  11. Renacer
  12. Via Lactea
  13. Labios Rotos
  14. Hielo

Encore

  1. Reptilectric
  2. Oropel
  3. Luna
  4. No Me Destruyas
  5. Soñe
  6. Love

Zoé en Monterrey Zoé en Monterrey Zoé en Monterrey

Texto: José Herrera Montes

Fotografías: Abraham García

Comentarios

comentarios