Por qué ella y no yo

Por qué ella y no yo

“La incondicional, la misma de ayer… la que no espera nada” dice Luis Miguel siendo él, el que tiene a la incondicional.

“Mientras yo caliento el banco de suplente con la camiseta puesta para incluirme en tu futuro” canta Arjona siendo el incondicional.

Y aquí se define: ¡No estamos en el mismo canal! El que tiene “el poder” cree que el otro está bien en ese lugar y es claro que no, no lo está, pero es lo que tiene. O quizá sí, el primero si sabe que el otro no está bien en ese lugar, pero ahí lo tiene, como una especie de red por si la vida lo lanza de la cuerda floja. Una velita encendida por si su camino se pone oscuro.

Nosotros no elegimos de quien enamorarnos y sobre todo a quien amar, el amor nace, crece y se queda ahí colado en tu corazón por el resto de tus días. Amar incondicionalmente es a mí parecer: conocer todos los defectos y virtudes, errores y aciertos de alguien y aun así pensar que es una persona asombrosa. El amor es querer siempre que a esa persona le vaya bien en su vida, que sea una persona exitosa, llena de amor y eso es lo más bonito que alguien puede sentir. Pero, ¿En qué momento pasamos de tener un amor incondicional hacia una persona a ser “la incondicional” de esa persona?

Justamente hace unos días me vi con una amiga en plan de trabajo y como siempre cada vez que nos vemos me habló de su ex. Ella tuvo una relación de un par de años. Ambos se querían mucho. Las cosas se pusieron un tanto complicadas años atrás y la relación se rompió. Eso no fue motivo para que ella lo olvidara, al contrario, siempre fue un memorándum andando de lo “maravilloso que había sido su amor” Él, después de ella, tuvo una novia y ella, bueno ella tenía relaciones no tan formales porque siempre lo estaba esperando. Ese día que la vi me dijo algo que me dio mucha nostalgia, tristeza y rabia a la vez. Me confesó que ese, “su eterno amor” le dijo en una llamada: “Sí no me funciona con ‘fulanita de tal’ sé que ahí estás tú”. Hasta a mí me dolió.

Sex And The City Love GIF - Find & Share on GIPHY

Tiempo después, ellos se volvieron a ver (obviamente cuando no le funcionó a él) y salieron un par de veces, para ¿qué crees? Él confesarle que acababa de conocer a una nueva chica y comenzarían a salir y por si eso te parece increíble dijo: “Quizá esté dos o tres meses con ella, no lo sé, pero aquí estás tú”.

No supe si darle una cachetada a mí amiga para que abriera los ojos y simplemente darle un abrazo y un poco de confort. Al final de cuentas ella siempre estaba ahí, anhelando que él se diera cuenta que ella era su verdadero amor.

El problema aquí con estos chicos/chicas en cuestión es que creen y saben que tienen el amor seguro a tu lado. Es algo así como: él puede encontrarla a ella, pero ella no a él. Es una estrategia de tratar de mantenerla suficientemente cerca para que no le haga falta pero no tan cerca para que interfiera en su nueva vida. Existe una palabra: Agápē es el término griego para describir un tipo de amor incondicional y reflexivo, en el que el amante tiene en cuenta sólo el bien del ser amado.

Antiguos filósofos como Platón describían este significado como una contraposición al amor propio. En el cristianismo, y poniéndonos un tinte religioso, dice algo así como: “El amor que devora al amante, por ser éste capaz de entregar todo, sin esperar nada a cambio”.

En fin de cualquier manera que lo quieras ver la traducción es “falta de amor propio”.

Creo que todos alguna vez nos hemos sentido esa velita. Queremos ser la Carrie que logró que Big al final la eligiera.

Considero que debe existir un límite. Está bien en demostrar a la otra persona cuanto te importa y que le quieres a pesar de que no pueda corresponderte como quisieras, pero debemos valorarnos también y regalar nuestra ausencia a quien le daría lo mismo que estuviéramos o no y créeme “que si alguien sale ganando eres tu querida amiga, aunque pienses lo contrario”.

Ya llegará alguien que valore cada segundo contigo y que no dude ni tan siquiera un poquito en elegirte a ti.

Sarah Jessica Parker Love GIF - Find & Share on GIPHY

Recuerda: El amor no se muere por un corazón roto, el amor se muere de indiferencia.

Te puede interesar: ¿Por qué hay tantas mujeres hermosas y solteras?

Con amor: July
Sígueme en Instagram: @julianazavala_

Comentarios

comentarios