Compartir

Para todos los universitarios la semana santa fue un espacio de tranquilidad en medio de exámenes, proyectos y demás… la cual ya llegó a su fin, pero no te preocupes ya que traemos los mejores tips para arrancar de nuevo las clases con toda la energía y disfrutar al máximo tu semana.

Número 1: Al levantarte no comas inmediatamente sino toma un vaso con agua para que tus órganos se activen.

Otros beneficios de tomar agua en ayunas son:

  • Elimina toxinas del cuerpo
  • Quema grasa
  • Da energía porque quita la sensación de sueño y cansancio
  • Ayuda a eliminar la gastritis (entre 2 o 3 vasos)

Número 2: Desayuna proteína, fruta y vegetales

Es decir huevo, jamón, claras, semillas, cacahuates, etc., porque ayuda a fortalecer los músculos y da saciedad.

También la familia de las frutas dulces da mucha energía cómo:

  • Manzana
  • Plátano
  • Mango
  • Papaya

Y las frutas ácidas son más recomendadas por la tarde pero también son buena opción:

  • Fresas
  • Uvas (30 es una porción)
  • Durazno
  • Blueberries

IMPORTANTE: No combines más de 3 frutas y menos si son de familia ácida y dulce, porque hace un BOOM a tu estómago

Por último, puedes agregar vegetales a la proteína o hacerlas jugo junto con alguna fruta (recuerda más vegetales que fruta en el jugo) y un poco de linaza o proteína de hemp para balancear el azúcar en la sangre.

EXTRA: Los carbohidratos como la avena también son opción para complementar tu desayuno.

Número 3. ¡Aguas con los snacks!

Es entendible que cuando se está estresado lo primero que se busca es la llamada “comida chatarra” cómo papas fritas, chocolates, bebidas energizantes, pastelitos, dulces entre más.

Sin embargo, no está mal a veces consumir algo de esto,  pero si lo que se busca es rendimiento, es más inteligente buscar snacks cómo fruta, barras de almendra o cacahuate, semillas de girasol, arándanos, galletas de avena sin trigo, café con leche deslactosada o de almendra y estevia ya que son ricos en nutrientes y en sabor, así que MATAS DOS PAJAROS DE UN TIRO, en vez de llenarte de azúcar refinada toda la semana y sufrir el efecto de cansancio que trae consigo ésta.

Número 4. Libérate de preocupaciones

Haz todo lo que tengas que hacer sin poner en riesgo tu salud, así que date el tiempo relax de vez en cuando, ORGANÍZATE, ponte metas para acabar tus tareas a cierto tiempo delimitado para que todo te alcance y tu día sea más productivo.

Porque así, tu mente, cuerpo y espíritu funcionaran en conjunto y no te quedarás por la noche con la frase: “Debí haber hecho esto”.

Número 5. Cena ligero y muévete

Quizá no siempre podrás por cuestiones de tiempo hacer ejercicio, pero es importante que sea parte de tu día a día, porque es un buen medio para:

  • Sacar el estrés
  • Tonificar el cuerpo
  • Tener energía (aunque parezca que te la quita, al cabo de 10 minutos te das cuenta de que no es así)
  • Mejorar la digestión

Así, que ya tienes algunos tips que te ayudarán a  rendir, energizarte y mostrar la mejor versión de ti.

Pero la clave para que todo esto funcione es conservar el POSITIVISISMO en cualquier cosa que hagas, porque la sonrisa es el arma para que tu cuerpo fluya como debe ser y que actúes en pro de tus metas por más difícil que se vea el camino.

¡RECUERDA QUE TU TIENES EL CONTROL, BUEN REGRESO A CLASES!

Texto: Nancy Sánchez

Comentarios

comentarios

Compartir