Compartir
Hábitos para hacer tu mañana más productiva

Hábitos para hacer tu mañana más productiva

¿Sabías que las metas a mediano o largo plazo de la gran parte de la población mundial responden a las mismas necesidades? Te has preguntado, ¿si realmente estás haciendo lo que querías en tu vida? Claramente la respuesta puede variar dependiendo a tus propias circunstancias, pero lamentablemente las acciones llevadas a cabo por la mayoría de las personas son completamente opuestas al progreso de las metas que se plantean.

Es impresionante como un gran número se estancan en el conformismo de su día a día y por consecuencia no viven su vida al máximo potencial. A veces no tenemos claro que nosotros somos los protagonistas de nuestras vidas, en fin, nadie sabe realmente lo que está haciendo aquí.

En el libro de Hal Elrod “La Mañana Milagrosa”, el autor recomienda hábitos a realizar en la primera hora de cada día, donde menciona como el dedicarte a realizar esas 6 actividades durante ese tiempo te ayudaran a potencializar la energía tanto física como mental.

El primer hábito es el silencio, antes de empezar con alguna actividad acostúmbrate a quedarte unos cuantos minutos en silencio. Te has dado cuenta de que cuando te levantas tarde y no dedicas un tiempo para relajarte y mentalizarte tu nivel de estrés aumenta y esto influye en tus primeras horas del día. Por eso, es recomendable levantarte con anticipación, esto ayudará a que los niveles de estrés bajen, así como iniciar tu día con paz mental y tranquilidad. Puedes practicar alguna actividad ya sea la meditación, la oración, entre otros.

El segundo hábito por considerar son las afirmaciones, el programar tu mente subconsciente para desarrollar tus objetivos de manera asertiva y positiva.

El tercer hábito por formar es la visualización, desarrollar en tu mente una imagen mental para alcanzar tus metas. Una de las grandes recomendaciones al plantearte una meta, es el proponerlas simples y alcanzables, con esto lograras realizarlas con mayor frecuencia y efectividad, lo que te ayudará a motivarte más.

El cuarto hábito es el ejercicio, el realizar por lo menos 20 minutos diarios acelera tu ritmo cardiaco, lo que incrementa tus niveles de concertación. Un aspecto muy importante por procurar es verificar las recomendaciones que brinde tu médico.

El penúltimo hábito es la lectura, y uno de los aspectos más importantes tiene que ver con el tiempo que inviertes para aprender de aquellos que ya han logrado lo que tú deseas o simplemente enfocar tu mente a una tarea sencilla y corta. El leer 10 páginas de un libro al día por 365 días equivale a 3,650 páginas anuales lo que se podría representar como 18 libros leídos por una rutina sencilla y emprendedora.

Como último hábito está la escritura en donde dediques un cuaderno a anotar tus metas, pensamientos, lecciones aprendidas o ideas. Esto ayuda a analizarte e identificar tus áreas de oportunidad para poder aprender de las mismas.

Todo lo dicho con anterioridad puede ser claramente personalizable. Así que puedes iniciar a ponerlas en práctica y no dejar pasar más días postergando tu vida.

Bien dice Martha Medeiros en su poema “Muere lentamente” –“…evitemos la muerte… recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar…”.

Texto: Hazel Alexia Muñoz Treviño

Comentarios

comentarios

Compartir