Bianca Marroquín regresa con Chicago en Monterrey

Chicago en Monterrey

Desde este año, el Showcenter Complex ha traído musicales de Broadway a la ciudad y eso ha causado gran revuelo entre los regios, quienes son contribuyentes a la causa de impulsar el teatro musical.

En punto de las 7:30 de la noche, el Showcenter Complex se llenó de asistentes para el estreno de Chicago: The Musical estelarizado por la regiomontana Bianca Marroquín, quien vuelve a su ciudad natal con la misma obra que la hizo triunfar en Broadway a inicios de los 2000.

El show es uno de los más reconocidos de Broadway al ser el segundo musical con mayor tiempo en cartelera después de Phantom of The Opera, por lo que a diferencia de otros shows en Showcenter, este se mostró mucho más lleno y con mayor expectativa.

Con cortinas cerradas y la presencia de una bailarina bajo el reflector se anunció el inicio del musical con una descripción general de la obra.

Damas y caballeros lo que están a punto de ver es una historia de asesinato, codicia, corrupción, violencia, explotación y adulterio, gracias”.

Un saxofón con bailarines fue lo primero que se ve al abrir el telón cuando empieza “All that jazz”, el primer número en el que la reconocida bailarina Velma Kelly, interpretada por Lana Gordon, le da la bienvenida a los regios al Chicago de los años 20’s donde el jazz estaba en pleno auge, alrededor de ella, bailarines con vestuarios transparentes de color negro se movieron al ritmo del reconocido tema, sin dejar de mostrar a cada momento las jazz hands. Cuando de repente apareció una chica del coro que es nadamas y nada menos que Bianca Marroquín en el papel de Roxie Hart.

En eso, ella mata de un disparo a su amante al estar a punto de abandonarla y la historia comienza. Roxie es acusada por su crimen y en la cárcel conoce a Velma, la cual mató a su esposo y hermana al encontrarlos en la cama. Muchas chicas más habían pasado por un delito parecido y es en “Cell block tango”, una sensual coreografía con sillas, donde se conocen sus historias.

Por su parte, la carcelera Matron Morton (Jennifer Fouché), era una especie de madre protectora para las chicas, la cual le da la idea a Roxie de contratar a Billy Flynn el aclamado abogado, que igualmente llevaba el caso de Velma.

Entra el actor Peter Lockyer con “All I care about” y bailarinas con plumajes que lo envuelven como todo un galán de telenovela. Mediante engaños y mentiras Fynn hace que Roxie se victimice ante la prensa en “We both reached for the gun” y logre tener la opinión pública de su lado.

Roxie, en su afán de ser famosa y tener su soñado acto individual, piensa en un futuro de estrella al verse en la portada del periódico con el titular ROXIE ROCKS CHICAGO. Este fue el momento en el que Bianca aprovechó para saludar al público en su lengua:

Como estan, ¿quieren saber una cosa? Aparte de que me casé… Ah no esa fue Bianca”, bromeó la actriz.

Bianca Marroquín regresa con Chicago en Monterrey

Todos en las butacas enloquecieron con aplausos y gritos para la estrella de la noche, quien lució estilizados pasos de baile en la canción “Roxie”, una fantasía de su estrellato.

Así, Velma le propone realizar un acto juntas pero Roxie se niega al ver la gran fama que se le ha creado. El primer acto acabó con “My own best friend”, un himno de ego en el que las dos bailarinas hablan de su individualidad como artistas.

Después, inició el segundo acto con mucha energía, pero Velma siente un vacío al ver que Roxie le había robado todo lo que quería, su abogado, publicidad y fama, ya que para aumentar presión pública la joven inventó que estaba embarazada de su esposo Amos Hart (Paul Vogt), un simple hombre sin atractivo y baja autoestima, en “Me and my Baby”. El plan va viento en popa, Roxie hace exactamente lo que el astuto Flynn le indica que haga, pero a pesar de todo no logra alcanzar lo que soñaba por tanto tiempo y los planes no salen como ella esperaba.

Sin embargo, las sorpresas salen a relucir con un final inesperado que llena de brillo el escenario en “Hot honey rag”.

En primera instancia, la aparición de Bianca Marroquín en las escenas del inicio es similar a la de cualquier otra bailarina del show. Hasta que se vió arriba de una escalera con poses en las que movía las piernas y cantaba con un susurro coqueto. En ese momento, el personaje comienza a tomar forma y relevancia en la historia, ya que ella misma denuncia su delito. Por su parte, Lana Gordon además de ser una buena bailarina, su voz es predominante a la de cualquier otra persona en el cast, lo cual hace un balance a la par con la increíble capacidad histriónica y sofisticada forma de bailar de Marroquín.

Fue una función muy cálida ya que se vivió una nueva versión de la obra jamás antes vista, en la que Bianca improvisaba en momentos para darle toques regios y acaparar la atención del público.

También, la interacción con los músicos, quienes en esta ocasión eran parte de la historia al estar en el escenario, le dio frescura a la trama, que a pesar de ser humor negro, pequeñas bromas hacían que se rompiera la tensión y se digirieran mejor las situaciones.

Cada parte de la compañía hizo relucir su imponente voz, como Alida Michel y Peter Lockyer. La escenografía, al ser tan simple, volvió más relevante cada paso de baile y exaltó el cuerpo atletico de cada uno de los personajes en sintonía con los juegos de luces presentes. Un puro deleite artístico y sarcasmo en la trama al anunciar cada número de baile, dándole dramatismo y sensibilidad con un toque de burla a la realidad que se vive de corrupción y otros males que mueven a Estados Unidos.

De todas las obras que Del King Entertainment ha traído a Monterrey, esta es la más asemejada a la producción de Broadway. Bianca se lució, brilló con su talento y experiencia en teatro musical, distinguiéndose con su manera única de interpretar a Roxie Hart y al final con mucho glamour y emoción se despidió con unas palabras a su gente.

Esta bendición para mí de regresar a la tierra donde nací con el personaje y el show que me llevó lejos y que la vida me deja regresar con mi gente, yo ya me puedo morir, gracias” afirmó con voz.

Fue un éxito el estreno y las siguiente funciones, hoy jueves a las 7:30 PM, mañana viernes a las 8:00 PM; el sábado a las 2:00 PM y a las 8:00 PM, y el domingo a las 2:00 PM y a las 7:30 PM, se esperan sean igual.

Aún hay boletos a la venta en taquilla de Main Entrance o en www.superboletos.com, con un rango de precios de 1,110 a 2,998 pesos.

Comentarios

comentarios