Compartir

Reseña: Phantogram en Monterrey

Phantogram, el dúo neoyorkino formado por Josh Carter y Sarah Barthel regresaron a Monterrey para presentarse en el auditorio del cine Río 70 gracias al esfuerzo de Friday Social Scene y Apocada Group.

La banda, que venía de presentarse con éxito en el festival Coachella y que formará parte de algunos festivales más de renombre en el año, venía con la última escala de su mini gira por México (se presentó el 30 de abril en GDL y el 2 de mayo en CDMX) promocionando su último álbum Three.

Previo, a las 9pm, los chavos de Young Tender abrieron la velada con su eficiente combo de new wave, acid house y dream pop dejando el ambiente perfecto para que Phantogram saliera a escena para deleitarnos con su música.

El dream pop y el trip-hop se apoderaría de una noche movida cuando Phantogram salió directo y sin rodeos para interpretar “You’re Mine” y “Same Old Blues”, canciones de su último disco, luego, dieron paso a una de sus canciones más reconocidas y coreadas por los 650 regios (cifra oficial), “Black Out Days”.

Arriba del escenario, rodeado por estrobos, que hacían la labor difícil a los fotógrafos de los medios de comunicación, Sarah y Josh se hicieron acompañar de dos músicos y derrocharon energía y talento a través de la hora y media que duró el show.

“Run Run Blood”, “Don’t Move”, “Mouthful of Diamonds” y “Bad Dreams” dieron, si bien, ejecutadas sin problemas, la sensación de que la banda traía prisa por salir del paso. No fue hasta después de “Howling at the Moon” y “Fall in Love” que los ánimos se caldearon y a Sarah le salió, eso sí, humilde y sin poses, agradecer a todos los asistentes, incluso hasta dio las gracias a los Young Tender por abrirles el show.

Hacía el final de la noche, Phantogram, interpretaría “When I’m Small”, “Barking Dog”, “Cruel World” y “You Don’t Get Me High Anymore”, sellando la noche con una tripleta de canciones de Three recalcando que la banda se encuentra lejos de aquella que en su álbumes anteriores se veía aun sin explotar todo su potencial y que ahora la notamos confiada, sólida y con mucho poder.

Fotografías: Alberto Mandujano

Texto: Víctor Moreno Gómez

Comentarios

comentarios

Compartir