Entrevista a Rhye

Entrevista a Rhye

Rhye salió a la luz en el 2013 y de alguna manera consiguió atención internacional sin que la gente entienda de este. El proyecto a cargo de Mike Milosh es conocido por tener canciones íntimas y sentimentales sin la necesidad de asignarle una cara. Rodeado de misterio y más allá de la música, el concepto visual que lo acompaña (también a cargo de él) es lo que realmente le está dando vida a esta sensación del R&B. El amor al arte en todos los sentidos y la fijación de no querer terminar como un producto comercial hacen de Rhye un show genuino que tanto se espera en escenarios alrededor del mundo.

Tuvimos la oportunidad de platicar principalmente sobre Spirit, el EP que sacó el pasado 10 de mayo, además de su venida a la ciudad.

Lo primero que me llamó la atención es que ahora hay un piano como protagonista. 
Sí, creo que, básicamente, decidí hacer una pieza que fuera más basada en el piano y vocales. Supongo que me fui enamorando de componer de esa manera otra vez. Así es que sí, solo me fui formando el sonido de la canción. No sé, es probable que vayamos a tocar una o dos canciones de lo nuevo en el próximo show, pero es algo más relajado. Y sí, me encanta el sonido del piano… me encanta cómo combina con el órgano y lo único que quiero es tratar de conseguir un sonido así.

Y viendo para atrás, se puede ver cómo fuiste evolucionando de sonidos más electrónicos hasta llegar a una instrumentación completa.
Totalmente. Pues, hice Woman en un cuarto… en una laptop. No tenía acceso a los instrumentos que ahora tengo. Todavía quería cuerdas, un clarinete o un trombón en Woman. Después de estar de gira con ese álbum por tantos años, empecé a desarrollar el sonido de las canciones; fui incorporando órganos en vivo. Me encanta la manera en la que suena un órgano real y, cuando lo comencé a usar, formó lo que quería de mi material en el futuro. Como en Blood, está la canción de “Waste”, por ejemplo. También fui a una escuela de música, yo tocaba la batería. Me gusta mucho tocarla y pues, para mí, el grabar batería en vivo para Blood me cambió todo. Ahora tenemos beats más allá de haberlos hecho por medio de una computadora, lo cual es completamente diferente a tenerlos en vivo. Y me puse a pensar en eso, de verdad. Todavía estoy en esa evolución, ahora con Spirit: le metí más instrumentación en vivo, como el piano, que es más pulcro y pues, es algo con lo que me sentía bien.

Me imagino que por eso cambiaste tu forma de tocar en vivo.
Sí. Y cuando estás grabando con un piano, es meditativo; es algo que te calma. No sé, hay algo muy bonito de ese instrumento. terminé comprando este piano hermoso en el que ahora estoy grabando. Realmente es… no sé. Cambió mi perspectiva de ver a Spirit, ¿sabes? ¡Y le saqué este sonido tan bonito!

Teniendo tantos instrumentos para canciones que suenan espaciosas, ¿crees que tu música sea minimalista?
Ya me han preguntado esto antes y me ha puesto a pensar mucho. Creo que mucha gente interpreta mi música como minimalista; hay una simplicidad en ella. Solo intento hacer que suenen simples aunque no lo sean. Cuando intentas tocarlas, en realidad es difícil poder hacer que se luzcan, tienes tanta instrumentación. Aunque aparenten ser sencillas, a veces están basadas en casi como una estructura donde, no sabes si cierta cosa está cambiando. No creo que se adhiera a las pautas de lo que hace la música minimalista; sigue siendo diferente. Sin embargo, sí hay simplicidad.

Vi que además te encargas de toda la parte visual del proyecto. Con esto, ¿quieres expresar una sola idea a través de medios distintos?
Creo que, para mí, yo crecí rodeado de artes en general: hice ballet por 5 años, estuve en un conservatorio después y de ahí como que me moví a la música. He tocado el violonchelo toda mi vida y como que, siento que eso me ha ayudado y todo. Así es que para mí, para poder conectar esto y hacer lo que sea… creo que no solo debe de ser música, ¿sabes? Siento que hay un componente visual; estático o fotografía. Por eso me encargo de tomar todo, también me encanta la fotografía. Así es que Rhye es algo perfecto para explorar todas estas cosas. También soy muy firme en que no quiero terminar siendo un producto comercial que fue creado por un sello discográfico o algo así.

Me pone nervioso el cómo se involucraría la gente en este proyecto, uno tiene que ser selectivo con quiénes participan. Mi novia Genevieve y yo estamos haciendo esto solos porque, siento que cuando mucha gente se involucra, se va perdiendo el arte. Se hace un producto manufacturado… no sé.

Volviendo a la música, tengo la duda de por qué hubo tantos años entre el lanzamiento de Woman (2013) y Blood (2018), no tardaste en sacar Spirit después de este. 
Fueron asuntos de lo legal contractual. Básicamente, solo tenía Woman como material de Rhye y terminé en esta situación donde tenía que comprar el contrato para poder hacer más álbumes. Mi gerencia y yo tuvimos que hablar de esto por mucho tiempo como, “¿Deberíamos comprarlo o crear otro proyecto?”. Entre todo esto, yo seguía dando conciertos de Rhye porque surgía la necesidad y pues, terminas ganándote la vida de eso. Llegué a un punto donde le invertí tanto tiempo tocando como Rhye y pensaba seriamente en el nuevo proyecto, pero sentí que iba a ser como una pérdida y terminamos decidiendo en que íbamos a comprar el contrato. Seguí dando todos los conciertos que pude para generar el dinero y poder pagarlo. Por eso se tardó tanto, por dificultades legales… con eso tuve tiempo para pensar en todo y por eso estoy sacando esto en lo que he estado trabajando.

De escuchar tus canciones me di cuenta que están muy ligadas a los sentimientos. Con esto en mente, ¿cuál es el concepto de Spirit?
Pues, interesantemente, yo diría que se me ocurrió el concepto primero y luego decidí progresar de una manera más intuitiva, casi como mística, donde solamente me ponía a tocar el piano todos los días y después grabar varias cosas. Ya con esto, grababa varías cosas y dejé que todo vaya fluyendo. Hice alrededor de 20 ó 25 maquetas, las filtré para sacar canciones reales y juntarlas en un punto de vista lírico.

Yo siempre escribo de lo que pasa en mi vida para que en cada canción esté conectada a mí y lo que me vaya pasando. Creo que lo más dominante de esto, es que estuve demasiado tiempo de gira el año pasado; tuve más de 100 conciertos y pues, es un estilo de vida diferente. Pone mucha presión en tu vida personal. Las canciones van lidiando con eso y de cómo es esto y que hay un precio que pagar. Spirit intenta dirigirse a eso.

Consulta el Calendario de Eventos en Monterrey y México aquí

Texto: Paulina Gzz

Comentarios

comentarios