juicio de A$AP Rocky

El juicio de A$AP Rocky

A$AP Rocky ha sido declarado culpable por la fiscalía de Suecia. El veredicto final ha dictaminado que Rocky y sus dos guardaespaldas deberán pagar a la víctima de la agresión 12.500 coronas suecas (1,300 dólares).

El tribunal sueco ha considerado que el rapero, que actualmente se encuentra en Estados Unidos y no se ha presentado al juicio, es culpable de agresión, junto a sus dos guardaespaldas. La corte también ha afirmado que hay evidencias de que existió agresión, aunque no cortes de botellas como denunciaba la víctima. Los tres acusados también deberán pagar 80.610 coronas por los costos legales de la víctima de 19 años.

Según el tribunal, no existe necesidad de que ingrese en prisión, por la que la sentencia es condicional. Esto significa que, si en los próximos dos años el rapero comete otro acto, las autoridades suecas podrán pedir prisión para él. Aún se desconoce si la defensa apelará el dictamen del jurado, según informan medios locales.

A$AP Rocky podrá quedarse en Estados Unidos y continuar con sus presentaciones programadas, eso incluye la del Hellow Festival en Monterrey.

Cárteles afuera de donde tienen detenido a A$AP Rocky

Anteriormente, más de 64,000 personas firmaron una petición en línea para pedir la liberación del rapero. Y en las redes sociales, una campaña anima a los fans del artista a boicotear marcas suecas como Ikea.

Incluso provocó tensiones en las relaciones entre Estados Unidos y Suecia. El presidente Donald Trump, que acusó a finales de julio a Suecia de menospreciar a los afrodescendientes estadounidenses, envió a su emisario especial encargado de los asuntos relacionados con rehenes, Robert O’Brien.

Rakim Mayer, de 30 años, nombre legal de A$AP Rocky fue detenido el pasado 3 de julio en Suecia. La pelea tuvo lugar el 30 de junio en el centro de Estocolmo, donde el artista había actuado en un festival musical.

El juicio comenzó con A$AP Rocky declarándose inocente, y su abogado declaró que el rapero actuó en defensa propia durante el incidente.

Durante el transcurso del juicio, tanto Rocky como el demandante del caso, un hombre afgano de 19 años llamado Mustafa Jafari dieron sus testimonios.

El rapero admitió en el juicio que “lanzó a la víctima al suelo, le pisó el brazo y le dio un puñetazo o le empujó”. La víctima y un joven que lo acompañaba “mostraron un comportamiento agresivo”, sostuvo el abogado defensor de Rocky. En cambio, el agredido asegura que fue “golpeado” por cuatro personas, y que dos más intentaron lesionarlo con cristales rotos.

El equipo defensor de Rocky intentó disputar las acusaciones. “Le rogamos al chico que nos dejará de seguir,” explicó Rocky. Pero las cosas se tornaron violentas cuando, aparentemente, el chico aventó unos audífonos en la cara del guardaespaldas de Rocky, quien en esos momentos confrontó a Jafari. Rocky testificó que se tornó violento una vez que Jafari los agredió.

Rocky dijo que sí recogió una botella de vidrio del suelo, pero que se dio cuenta que era innecesario y estupido, por lo qué la soltó, y en su lugar solo empujó y golpeó a Jafari.

“Conozco a mi guardaespaldas, el sigue el protocolo… para protegerme a toda costa. Pero mi guardaespaldas no es una persona violenta. Soy una celebridad así que no quise provocar mucha atención a esto.” Dijo A$AP Rocky en la corte.

“Tienen que entender que mi vida ha sido particular. He sido apuñalado en la cara y mi hogar ha sido robado a punta de pistola dos veces. Es por eso que llevo seguridad,” señaló el rapero de Harlem.

Después del incidente, Rocky dijo que quería contactar a la policía pero no sabía cómo hacerlo en Suecia. Dijo también que no quería presentar cargos porqué no quería llamar la atención negativamente, ni en contra suya, ni en contra de Jafari.

Se mostró una foto de la botella rota, pero el fiscal confirmó que el ADN de la misma no coincidía con el de Rocky o el de sus co-acusados.

Comentarios

comentarios