Las mejores canciones de Kings Of Leon que no son “Sex on Fire”

Los Kings of Leon por poco y no son lo que son ahora. Con un desafortunado debut que no ganaba ratings en las radiodifusoras y con un público muy apático en sus primeros shows –recordemos que en Nashville, de donde son, los rockstars son los músicos de country y no de rocanrol–, la banda tuvo que irse a ganarse la vida a Europa, y tanto Bélgica, Holanda, Alemania y sobre todo el Reino Unido acogieron a los Kings of Leon con los brazos abiertos.

El comienzo fue polémico, ya que la banda era adorada y recibía muy buenas críticas fuera de su país natal, pero en EUA no despegaba. No fue sino hasta que el sencillo “Red Morning Light”, que fue lanzado dentro del EP What I Saw, consiguió romper la apatía del público estadounidense hacía la banda, provocando tanto aceptación como polémica hacía la banda. De ahí en adelante sus fans amaron lo que representaban en sus inicios. Ese rock sureño despeinado y desmadroso, un derroche de actitud y sexualidad americana sin igual, y un rock garage influenciado tanto por Pixies como por Velvet Underground que daba ese aire retro a su sonido rocanrolero.

Sin embargo, fue hasta que lanzaron en el 2008 el tan criticado, Only by the Night, un álbum en donde ese rock sureño ya no existía y que con canciones como “Sex on Fire” y “Use Somebody” fueran tachados de judas por traicionar su sonido y dejarse llevar por el canto de los dólares que caían a millonadas a las arcas del grupo y de la disquera.

Los propios Kings of Leon odiaban estas canciones, sobre todo “Sex on Fire”, y por años dejaron de tocarla, hasta que por fin la retomaron, esto, tras reconciliarse con su pasado tras las grabaciones del Mechanical Bull en el 2013. En fin, nos hemos dado a la tarea de recoger aquellas joyas escondidas en su discografía, esas canciones que no son al estilo de “Sex on Fire”.

GENIUS

Una canción dirigida a los críticos y escépticos de la banda, incluida en el álbum debut Youth & Young Manhood, es el claro sentir de KOL con respecto a la apatía que sentía el público estadounidenses en sus inicios de carrera.

WICKED CHAIR

Un comienzo lento, casi campirano, raíces sureñas al más puro estilo del buen country alternativo que termina en una explosión eufórica por parte de la guitarra de Matthew Followill. Hermosa letra sobre una persona que ha perdido su mente y se ha vuelto loca. Incluida en el EP debut el ya histórico Holly Roller Novocaine.

TALIHINA SKY

También proveniente del álbum debut de la banda, Youth and Young Manhood, este track se mantenía oculto al final del disco y era todo un suceso cuando los KOL la tocaban en vivo.

TRANI

Cuando KOL abrió algunos shows a Bob Dylan por ahí del 2006, el mítico Bob les comentó que la única canción que le había gustado del repertorio de los Followill era esta canción. Algo sabe de música el buen Bob.

KING OF THE RODEO

Del segundo disco Aha Shake Heartbreak, la canción así como el vídeo es puro deleite musical.

FOUR KICKS

Esos riffs de guitarra inspirados en Led Zeppelin sin duda matan a cualquiera, el vídeo es un desmadre y la energía de esta canción contagia a cualquiera.

BLACK THUMBNAIL

Cuando salio esta rola casi nadie la peló, pero ahora es imprescindible, tanto, que fue una de las canciones con las que cerraban su última gira.

Texto: Víctor Moreno

Comentarios

comentarios