Compartir

En la oficina solemos hablar de cine, series y fútbol (cuando el jefe no está presente) y hace poco el eterno debate era; quien es mejor, Leo Messi o Cristiano Ronaldo, me aburrió, por eso, mejor decidí hacerles una pregunta a mis compañeros godínez, ¿Quién es el mejor futbolista de la historia?, que por cierto, nunca nos pusimos de acuerdo.

Creo que hay que dividir épocas, no es lo mismo el fútbol en la década de los 40’s a la década de los 70’s, no es lo mismo el Real Madrid de los 50’s al Real Madrid actual, los jugadores cambian, evolucionan, se hacen más fuertes, más profesionales, más rápidos, todos, menos los futbolistas mexicanos.

Es obvio que los sistemas defensivos son mejores ahora que hace 20 años, madres, incluso que hace 5 años, y ¿Por qué? La respuesta es simple, porque nadie ha podido parar a Leo Messi. Dejémonos de premios, de Balones de Oro y Fifa’s World Players. Para conocer su historia, su hambre, su vida, basta con conocer sus orígenes, y como lo cuenta, Guillermo Balagué, en ese formidable libro titulado simplemente Messi, para Leo no había otra cosa que la pelota, no podía dormir sin ella. Creciendo en Rosario, hay que saber que se crece en una, o quizás la mayor, ciudad apasionada al fútbol en la Argentina.

“Messi no surge de la nada. Fútbol es vida en Rosario y vida es fútbol”

Sobre Rosario, Cesar Luis Menotti comenta “Cuando empecé en Rosario Central teníamos prohibido gritar un gol de penal, porque un gol de penal lo hace cualquiera”. “Es diferente a muchas ciudades por su pasión única por el fútbol”, también ha dicho el Tata Martino, ex entrenador de la selección de Argentina.

Para Messi, a quien se le ha preguntado muchas veces, cual es el mejor recuerdo de su niñez, el astro del Barcelona siempre ha respondido que “Mi casa, mi barrio, mi pelota”. Y es que, el pequeño Leo no podía dormir si no tenía su balón con él.

Los grandes deportistas tienen hambre de triunfo, de mejorar día a día, y no es casualidad que los Maradonas, Peles y Cristianos hayan salido de barrios humildes. ¿Describir a Messi?, basta, cualquier adjetivo terrenal es repetitivo, le queda corto. Messi es universal, de otra galaxia.

Comentarios

comentarios

Compartir