eh, puto

Señoras y señores, esta vez, no les voy hablar del parado táctico del tricolor, o de las mentadas rotaciones, o del record de Juan Carlos “goleadas” Osorio, noooo…. Esta vez, quiero pronunciarme sobre las amenazas hacía México en caso de que la afición siga coreando el famoso grito de “eeeeeeeeeeeeeeh puuuuuuuuutooo”.

Recordando un poco, la Concacaf y la FIFA amenazó con vetar con un partido y su respectiva sanción económica a México si la afición seguía gritando el “eh, puto” en los partidos eliminatorios #RumboaRusia2018, después, ahora en la Copa América, el comité disciplinario amenazó, también con multas económicas si seguía el mentado grito. Recordemos que previó a la participación de #ElTri en este certamen, se creó una campaña titulada “Ya Párale”, donde Paco Memo, Talavera y Jesús Corona, los 3 porteros, pedían a los aficionados erradicar este grito catalogado por la FIFA, MALAMENTE interpretado, como homofóbico.

eh putos

Ya Necio de María trato de explicar a la FIFA que este grito es más folclórico que homofóbico, a la FIFA le valió madres, pero por más que intentar multar, vetar y sancionar, jamás lo van a eliminar por una sencilla razón. El aficionado va a un partido de fútbol para desestresarse, divertirse e identificarse con sus raíces, su familia, su entorno y su cultura, por eso, gritar el “eh, puto”, tiene que ver más bien con el hecho de echar relajo, de “salar” el despeje del portero que insultarlo y tacharlo de maricón. Además, la FIFA, doble moral incluida, dice que “puto” es una palabra homofóbica y que está mal.

Para entender este tema, tienes que vivir en México, y acá la palabra “puto”, no necesariamente significa referirse a un homosexual. En México, #notallpeople, usamos este “insulto” para poner énfasis y atención sobre una persona u objeto, ejemplos:

  • Pinche puto, te la bañaste
  • Que putazo se dio (que golpe se dio)
  • Puto calor esta del nabo
  • Puta tele no quiere funcionar
  • Puto trabajo, lo odio

En un momento era muy sano, no sé por qué lo quieren quitar (el grito de “eh, puto”). No nos ofende (a los porteros) ni nos distrae. Es la picardía y la inventiva del mexicano, pero si van a tomar cartas en el asunto y puede perjudicar al futbol mexicano hay que quitarlo, no perdemos nada y el mexicano tiene mucha creatividad para inventar otras cosas” Alfredo Talavera

Texto: Mr. Silbato

Comentarios

comentarios