Teodoro Higuera, ¿el mejor pitcher mexicano de la historia?

Afirmar quien es el mejor pitcher mexicano de toda la historia parece una labor complicada, si bien no ha habido muchos pitchers dominantes, mexicanos, en Grandes Ligas, quizás se pueda llegar a debatir que el podio esta entre Fernando Valenzuela y Teodoro Higuera, y es de este último del que queremos hablar.

Teodoro Higuera Valenzuela (nacido el 09 de noviembre 1957 en Los Mochis, Sinaloa, México) lanzó durante nueve años en MLB (1985-1991 y 1993-1994) para los Cerveceros de Milwaukee de la Liga Americana.

En 1983, los Cerveceros compraron su contrato a los Indios de Ciudad Juárez de la Liga Mexicana.

Después de un año en las ligas menores, “Teo” Higuera se ganó un lugar en el roster principal en el año de 1985. En su primera temporada con Milwaukee, registró un récord de 15-8 con una efectividad de 3.90 y fue serio contendiente a Novato del Año en 1985.

Para 1986 Higuera, logró una de las mejores temporadas de cualquier mexicano en Grandes Ligas. Consiguió 20 victorias en la temporada, y terminó con record de 20-11 con 207 ponches y una efectividad de 2.79. Fue la primera temporada de 20 victorias por un lanzador de origen mexicano en la Liga Americana.

Esa temporada, fue seleccionado también a su única aparición en el Juego de Estrellas. En el juego lanzo contra Fernando Valenzuela. Higuera continuó en plan grande, al ganar 18 juegos en 1987 y establecer marcas de ponches (240) y entradas sin permitir carreras consecutivas (32)

Durante sus primeros cuatro años en la liga, Higuera tenía un expediente de 69-38, 766 ponches y una efectividad de 3.25 y estaba preparado para un mayor éxito. Sin embargo, comenzó a sufrir problemas de lesiones que limitaron su carrera.

Las lesiones y la cirugía de esguince de tobillo lo limitaron a 22 aperturas en 1989, aunque tuvo un respetable 9-6. Estuvo saludable la mayor parte de 1990, pero tuvo un récord de 11-10 con 129 ponches. Sin embargo, los Cerveceros estaban convencidos de que él podía recuperar su forma y lo firmaron para un período de cuatro años y un contrato de $ 13,1 millones.

Teodoro Higuera, en 1991 sufrió varias intervenciones quirúrgicas. Se perdió toda la temporada de 1992 y vio acción limitada en 1993 y 1994. Los Cerveceros no le ofrecieron un contrato en 1995 e Higuera intentó su regreso con los Padres de San Diego. No logro quedar en el equipo y se retiró esa temporada.

¿Qué hubiera sido de Teodoro Higuera si hubiese lanzado en un equipo más popular que los Cerveceros? Sí las lesiones lo hubieran dejado continuar con ese arranque de carrera espectacular seguramente estaríamos hablando de un Jugador Salón de la Fama.

Aun así, para ustedes, ¿es Teodoro Higuera el mejor pitcher mexicano de la historia?

Texto: Nicho Treviño

Comentarios

comentarios