cambio de entrenador en la NFL

Equipos que necesitan un cambio de entrenador en la NFL

En la NFL, sin importar la calidad de los jugadores, es imposible contender si no se tiene al entrenador indicado para liderar al equipo. Los ejemplos que defienden la importancia de los entrenadores abundan en el 2018: los Rams pasaron de ser la definición de mediocridad bajo Jeff Fisher a tener la ofensiva más eficiente de la NFL con Sean McVay, los Bears son favoritos de la NFC gracias a la combinación de su estelar defensiva con el esquema ofensivo de Matt Nagy y en Indianápolis, Andrew Luck está silenciando dudas respecto a su salud, mientras tiene la mejor temporada de su carrera, debido a la llegada de Frank Reich. Un cambio de coach puede ser la clave para finalmente tener éxito en la liga, por lo que los seguidores de las siguientes franquicias deberían de emocionarse ante la posibilidad de tener un nuevo entrenador en jefe:   

New York Jets

La fórmula ideal para construir equipos en el 2018 es muy simple: aprovechar al máximo los años de un mariscal de campo en contrato de novato. Los Rams, Eagles, Chiefs y Bears han logrado construir equipos completos gracias a que las ganancias de su QB están restringidas por el tope salarial de novatos, dejándoles espacio para contratar jugadores de calidad en una mayor cantidad de posiciones. Ahora, los Jets tienen la oportunidad de lograr lo mismo por los próximos años después de haber drafteado a Sam Darnold con la tercera selección del 2017. La reacción inicial en Nueva York fue que habían encontrado a su salvador, pero después de 11 semanas, es más que claro que su potencial está limitado por la presencia de Todd Bowles. Si los Jets en verdad quieren gozar de los beneficios que vienen con encontrar a un quarterback franquicia, la primera tarea en la lista es cambiar de entrenador. Bowles tiene tres años seguidos ganando como máximo cinco partidos, nunca ha dirigido un partido de playoffs y en las últimas dos temporadas su equipo se ha encontrado entre los peores 20 de la liga tanto en ofensiva como en defensiva. Los Jets pueden soñar con una reconstrucción —están proyectados para tener la segunda mayor cantidad de espacio salarial en el 2019— e incluso hay rumores de que podrían conseguir los servicios de Le’Veon Bell. Los aficionados de los Jets no tienen por qué sufrir año tras año por su equipo, pero para en verdad tener un equipo competente, es necesario conseguir a alguien que sea capaz de aprovechar la juventud de Darnold antes de que hacerlo sea demasiado caro.

Green Bay Packers

El caso de Green Bay es controversial, ya que resulta complicado pensar negativamente del entrenador en jefe de un equipo que ha ganado su división en cinco de los últimos siete años, principalmente si tiene un anillo de campeón a su nombre. Pero por más que parezca algo sorprendente, la crítica contra Mike McCarthy está más que justificada.El entrenador lleva desde el 2006 al mando de los Packers, gozando de tener como mariscales a dos de los jugadores más talentosos de la historia: Brett Favre y Aaron Rodgers. Sin embargo, esto produce efectos engañosos, pues el alto nivel de juego que generan estrellas como ellos dos ha logrado que McCarthy consiga resultados lo suficientemente convincentes como para asegurar su continuidad en el puesto, a pesar de la falta de éxito significativo en postemporada. En el 2018, Rodgers tiene 34 años y está en el contrato más caro de su carrera, por lo que Green Bay ya no puede desperdiciar tiempo si quiere exprimir al máximo el final de la trayectoria de su QB. Como resultado, la tensión en Green Bay está creciendo, y el asiento de McCarthy se está calentando:

Si Green Bay decide despedir a McCarthy, como indican los rumores que sucederá, Aaron Rodgers podría tener por primera vez a un entrenador en jefe con noción para manejar el tiempo y con el esquema adecuado para maximizar su talento. El equipo no tiene mucho dinero para gastar en agencia libre (está proyectado para terminar con la posición número 15 en espacio salarial) y difícilmente terminará con un récord lo suficientemente malo como para obtener una de las primeras selecciones del draft, pero esto no es significativo, pues los Packers no necesitan una renovación de talento. Actualmente, el equipo tiene la ofensiva número 6 y la defensiva número 15 en DVOA, más que suficiente como para contender. El problema es el llamado de jugadas y la toma de decisiones, situación con la que Rodgers ya expresó desesperación, por lo que el tiempo de McCarthy en TitleTown podría estar contado.

Cleveland Browns

El argumento para convertir a los Browns en uno de los equipos más interesantes para personas esperando su oportunidad como entrenadores en jefe es similar al de los Jets. Cleveland obtuvo con la primera selección del draft a Baker Mayfield, combinando así a uno de los prospectos más interesantes con un cuerpo de jugadores que destaca por ser joven y talentoso.Después de que los Browns despidieron a Hue Jackson, Gregg Williams entró en su lugar como entrenador en jefe interino, pero todavía no es certero su futuro en la posición. Por más que no ha anunciado oficialmente que Williams no continuará en el puesto, el equipo ha expresado interés en el entrenador de Baker Mayfield en la Universidad de Oklahoma, Lincoln Riley. Al ser cuestionado sobre el tema, Riley negó interés en el trabajo, pero la esencia de la idea de una contratación como la suya es lo que debería de emocionar a los aficionados de los Browns. Si bien es difícil imaginar que Riley cambie su puesto en Norman por el de Cleveland, el enfoque de buscar un entrenador de sus características es el indicado para los Browns. Gregg Williams ha hecho un trabajo respetable al mando de la defensiva, dirigiendo una unidad que se encuentra en octavo lugar en DVOA y que ha provocado la segunda mayor cantidad de intercambios de balón de la liga. Por esto mismo, todos los esfuerzos de los Browns deben usarse para conseguir un entrenador especialista en ofensiva, capaz de seguir el paso innovador que está experimentando la NFL.A un equipo con el segundo promedio de edad más bajo, combinado con la cuarta mayor cantidad de dinero para gastar en agencia libre en el 2019 y un mariscal como Baker Mayfield, solamente le hace falta el entrenador indicado para construir la base de una franquicia exitosa a medio y largo plazo. Si los Browns consiguen hacer esto, finalmente podrían pasar del proceso de reconstrucción, al de contender en postemporada.

Comentarios

comentarios