Rayados tendría amarrados a sus primeros dos refuerzos

En plena Copa del Mundo, el futbol de estufa en la Liga MX ya está activa desde hace días, aunque con poca actividad, sin embargo los Rayados de Monterrey están en la búsqueda de mediocampistas que suplan la cantada baja de Celso Ortiz, la cual no ha sido oficial todavía.

Es por eso que el Club de Futbol Monterrey ya tendría amarrados a un par de refuerzos, aunque estos ni siquiera tengan la mitad de cartel que Celso, pero quien sabe, ¿Quizás lo que necesita el equipo son jugadores con ganas de trascender y no estrellitas venidas a menos que solo juegan cuando quieren?

Así, los nombres de Omar Govea y Jordi Cortizo no dicen nada, pero son dos mexicanos (recordemos que Monterrey ya tiene lleno el plazo de extranjeros) jóvenes, con talento, que lo tienen, y que Vucetich conoce bien.

El caso de Jordi Cortizo, de 26 años, y quien actualmente milita en el Puebla, es un jugador zurdo pero juega por la banda derecha. Cortizo ya conoce lo que ser dirigido por el entrenador Víctor Manuel Vucetich, pues coincidieron en Gallos entre 2016 y 2017.

Por otro lado, Omar Govea, quien viene de jugar en la Liga de Rumania, vendría a préstamo por seis meses en primera instancia.

Govea es un volante que juega en la posición de Celso y ha hecho casi toda su carrera en Europa, específicamente en Bélgica y Portugal y Rumania, y en ningún lado se consolido. Recién acababa de ser fichado por el FC Voluntari de Rumania, donde fracaso.

En México, su carrera fue en divisiones inferiores con San Luis, América y Mineros de Zacatecas.

Rayados no ha anunciado movimientos en el primer equipo, y tanto Rodolfo Pizarro como Celso Ortiz han acudido a las pruebas físicas y médicas en El Barrial, como parte de la pretemporada albiazul.

Rayados viajará a Cancún, donde sostendrá entrenamientos en la playa del 2 al 10 de diciembre.

Texto: Víctor Moreno

Comentarios

comentarios