La historia del Britpop

La historia del Britpop

El britpop es un subgénero del rock y del pop, que está influenciado principalmente por la música popera de los 50s y 60s como The Beatles, The Who y The Kinks, y el rock alternativo de los 80s, como The Smiths y The Stone Roses, y marco a toda una generación en la primera mitad de la década de los 90s, bandas como Oasis, Blur, Pulp, Elastica, Suede, The Verve, Supergrass e incluso Radiohead en sus inicios, se consideraban como las principales bandas del movimiento.
Britpop

En una época en que la fuerza dominante de la música era el Grunge (Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Alice in Chains, Stone Temple Pilots) con su música caracterizada por guitarras distorsionadas, pesadez en la batería y letras fuertes y obscuras, el Britpop se empezó a abrir paso con melodías basadas en temas más positivos y cotidianos, todo ello a base de guitarrazos muy poperos y pegajosos. El periodista John Harris ha comentado que el Britpop empezó cuando se lanzaron los sencillos “Popscene” y “The Drowners” por parte de Blur y Suede respectivamente en 1992. Damon Albarn de Blur resumió la postura en 1993 cuando, después de que le preguntasen si Blur era un grupo “anti-grunge”, respondió “Bueno, eso está bien. Si el punk apareció para eliminar a los hippies, entonces yo estoy eliminando al grunge.” En abril de 1993, la revista Select ayudó a levantar el orgullo inglés incluyendo al vocalista de Suede, Brett Anderson, en la cubierta con una bandera británica en el fondo, con la frase Yanks go home (“Yankees, váyanse a casa”).

Como podemos ver, el Britpop fue un movimiento muy británico, de hecho la bandera del Reino Unido fue un símbolo destacado del movimiento al aparecer en distintos álbumes de las bandas del género, así como al ser utilizada en equipamiento, ropa y decoración en muchos conciertos.

Blur vs Oasis
Blur vs Oasis

El movimiento iba creciendo, pero tuvo su punto álgido en 1995, en el evento llamado “La Batalla del Britpop”, que es nada menos que la confrontación por la cima de la popularidad entre Oasis y Blur, cuando el 12 de agosto de aquel año, lanzaron de forma simultanea sus sencillos “Roll with It” (Oasis) y “Country House” (Blur). Oasis (Noel Gallagher y Liam Gallagher) fueron tomados como representación del norte de Inglaterra, mientras que Blur (Damon Albarn y Alex James) representando el sur.

(Ver también: Las mejores canciones de Oasis)

Las bandas, se odiaban entre sí, aunque era más público el odio que los hermanos Gallagher profesaban contra Albarn/James, llegando incluso a desear que contrajeran sida en la ceremonia de los Brit Awards en 1996. Cuando Oasis venció a Blur en el premio de “mejor álbum británico”, los hermanos Gallagher provocaron a Blur cantando una versión alterada de su mayor éxito “Parklife”, con Liam Gallagher cambiando las letras a “Shite-Life”.

El movimiento también ejercía un breve periodo de hegemonía cultural, con el filme de 1996 llamado Trainspotting y su banda sonora centrada en el britpop con Blur, Elastica y Pulp.

El punto más alto del Britpop fueron los conciertos que Oasis brindo los días 10 y 11 de agosto de 1996 en Knebworth, reuniendo un total de $250,000 personas en cada concierto. Estos conciertos son catalogados como los más grandes de la historia del rock en los 90s.

Tras estos sucesos, la desintegración y el declive en la calidad discográfica de las bandas que formaron parte del movimiento, el Britpop se fue apagando y la muerte de la princesa Diana es considerado como el punto final al movimiento también llamado Cool Britannia, en donde se quería dar la impresión de que todo estaba bien en el Reino Unido, y que estaban a las puertas de una nueva era de prosperidad, guiados de la mano por el polémico Tony Blair.

Texto: Víctor Moreno

Comentarios

comentarios