El Super Bowl es ¡tan blanco!

El Super Bowl es ¡tan blanco!

Ayer mientras veía el show de medio tiempo de Maroon 5, conociendo su repertorio, y conociendo la historia con bandas que se han presentado como Coldplay o U2, ya imaginaba un show menos “espectacular” por el mismo sentido de que, no es lo mismo una banda a un artista solista, porque de una banda no esperas bailarines, o coreografías, solo esperas una buena mezcla musical y grandes momentos. Yo ya tenía esa idea sobre el performance, pero al mismo tiempo estaba en mi mente todo lo que había pasado para llegar a este momento, el tema de Colin Kaepernick y su veto de la NFL que causó que artistas como Rihanna, Cardi B y Jay-Z rechazaran la oferta de tocar ahí. Podría hablar del pésimo show que dieron o la decepcionante cantidad de tiempo que le dieron a Bob Esponja, pero ahora que veo las cosas más frías, solo hay una cosa que deduje de todo este desastre. SON HOMBRES BLANCOS.

Puede sonar raro, porque en México siento que no existe tal cosa como criticar a alguien por eso y no nos podemos identificar tanto, pero, creo que al final de esta nota estarán de acuerdo conmigo.

Tienes a millones de personas viéndote, un alto presupuesto para hacer un gran show, completa libertad para hacer de un campo de football lo que quieras, y estás apunto de convertirte en un artista que se unirá a la selecta lista que tiene el privilegio de tener un Super Bowl en su portafolio, esa es una buena apuesta. Aquí la pregunta es ¿Porqué hemos sentido que los últimos dos shows (Justin Timberlake y Maroon 5) no han sido dignos de ese título? Incluso en mi casa, con mis tíos que nunca entran a Spotify más que para poner cumbias dijeron este comentario textualmente ‘después de Lady Gaga ya no me ha gustado ninguno’.

Creo lo mismo, y sé que el color de piel no tiene nada que ver, pero, desmenuzaré este punto para no ser controversial sino asertivo. Pongan esta imagen en su cabeza, les haré una resumida línea de tiempo:

  • Beyoncé hizo un escenario con la forma de su cara, una silueta de fuego de metros de altura, reunió a Destiny’s Child y por si fuera poco, todos sus músicos y bailarines eran mujeres.
  • Katy Perry salió en un león, con vídeo mapping hizo que el escenario se inclinara, inventó el ’Tiburón’, y voló por todo el estadio.
  • Lady Gaga saltó desde el techo, hizo un perfecto control de aire con su voz en cada segundo y controló cientos de drones en el aire para formar la bandera de USA.
  • Justin Timberlake y Adam Levine: Caminaron por el escenario con el micrófono volteando a las cámaras saludando, pedían aplausos del público a la fuerza, les faltaba el aire y se apoyaban de la pista o de la segunda voz.

Creo que ya pude hacerles una idea en la cabeza, ahora, no sé si es un tema de raza, porque, no les critico su talento, Justin baila muy chido y junto con Maroon 5 tienen millones de fans, rompen récords, hacen sold outs, pero lo que tienen en común es que, un estadio les queda muy grande, y no saben llenarlo, o entretenerlo.

Los shows de medio tiempo existen para sacarnos de pedo, para decir ‘WOW, ¿como lo hizo?’, para contratar al mejor director musical, presumir la mejor tecnología y brillar como una estrella. Aún así, sigo sin entender porque las decisiones que toman son poco emocionantes. Así como todos que nos ponemos a estudiar, supongo que estos dos vatos (Justin y Adam) se pusieron a ver shows pasados para ver que hacer mejor y diferente.

Pero la realidad es que las mujeres y la gente de color ha trabajado demasiado para poder tener un lugar en el mundo, y específicamente en la música, las mujeres y la gente de otras razas siempre han luchado para que sus canciones se reproduzcan, y siento yo que Justin y Adam, son artistas que nunca han pasado por esos problemas, porque ellos no son la minoría, ellos siempre han sido los buenos, los bonitos, y eso causa que no tengas alguna razón para demostrarle a la gente lo que vales.

Y al mismo tiempo, gente como Beyoncé o Bruno Mars, tienen ese reto siempre, de estar un paso más adelante siempre para que puedan respetarlos y que impongan en sus géneros. No digo que Justin o Adam no hayan sufrido en algún momento, pero, la misma sociedad los posiciona en esa zona de confort, por lo mismo no se esfuerzan, y al mismo tiempo la NFL ve esa comodidad de ‘como no es un rapero, no va a decir groserías, o no hará nada controversial’, porque a fin de cuentas la NFL paga los platos rotos, y con estos actos como Timberlake o Maroon 5, ningún plato se rompe.

Si Colin Kaepernick sigue vetado el año que viene, tendremos que regresar a lo que se hacía antes, e invitar a actos como Foo Fighters, Muse, o seguir invitando blanquitos como Taylor Swift o Dua Lipa a que sigan haciendo el espectáculo ’seguro’, digo, si ya andamos en esas, porque no hacer en 2020 un medio tiempo entre J Balvin, Rosalía, Anitta, Bad Bunny y Maluma, digo, ya están en ese nivel y ellos no se meten en problemas.

NFL, arriésguense, no sean culos.

Texto: Ricardo Rubalcaba


Comentarios

comentarios