Sting en Monterrey

Sting en Monterrey

Poco más de 7,000 personas se dieron cita en el Auditorio Citibanamex para disfrutar de una velada llena del rock clásico de una leyenda de la música. Y es que, Sting llegó a Monterrey para presentar su 57th & 9th Tour, nombre del también último disco que lanzó al mercado.

El cantautor ingles de 65 años hizo vibrar al público, que, entregado, ovaciono y coreo cada uno de los éxitos que el ex vocalista de The Police nos recetó anoche. Antes, la velada sería inaugurada por su hijo, Joe Sumner, quien con una sola guitarra y su voz conquisto la atención y admiración del público que se daba cita muy temprano en el Citibanamex.

Joe hizo gala de un perfecto español y su capacidad interpretativa conecto con la gente para abrir la noche de la mejor manera posible. Al hijo de Sting se le uniría The Last Bandoleros, la banda texana que también forma parte de la banda que acompaña a Sting durante esta gira.

Pero lo que todo mundo estaba esperando llegaría hasta las 21:23 horas cuando Sting se postro en el escenario y comenzó a demostrar porque es todo un grande de la música. “Synchronicity II” y “Spirits in the Material World” fueron los temas perfectos para abrir el show y decirle a la gente que la música de su antigua banda estaría presente durante toda la velada.

Sting se mostraba de muy buen ánimo de estar arriba del escenario, tanto que contagiaba y para cuando terminó el tercer tema, “Englishman in New York”, una estruendosa ovación se dejó sentir en el Auditorio.

“Every Little Thing She Does is Magic”, “One Fine Day”, “Fields of Gold”, “Shape of My Heart” y “Message in a Bottle” fueron parte central de la mitad del show, una transición hacía los temas más clásicos de Sting y que mantuvieron, gracias a una impecable ejecución del inglés y los suyos, al publico metido de lleno en el concierto.

Una de las partes más emotivas fue cuando Joe Sumner recuperó el micrófono para cantar “Ashes to Ashes”, tema de David Bowie que la gente coreo. De ahí en adelante todo fue un torbellino de éxitos de todas las épocas, desde su más reciente “50,000”, pasando por clásicos de The Police como “Walking on the Moon” y “So Lonely”, hasta el exitoso hit de 1999 “Desert Rose”, con el cual Sting recibió, en su momento, alabanzas, tanto del público como de la crítica especializada llegando a vender más de 3.5 millones de copias y hasta ganarse un Grammy. Sting aprovechó este momento para invitar a Raulito Navaira al escenario, lo que provocó una reacción muy positiva de los asistentes al evento.

Gordon Matthew Thomas Sumner mejor conocido como Sting, pondría la cereza en el pastel al interpretar los inmortales clásicos “Roxanne”, “Next to You”, “Every Breath You Take” y la melancólica “Fragile”.

Fotografías: Diego Moreno
Texto: Víctor Moreno Gómez

Comentarios

comentarios