Compartir

Tigre o Rayado, Rayado o Tigre al final todos somos Regios.

Es semana de clásico en Regiolandia, el Clásico Regio 110, las calles se pintan de auriazul y albiazul, los grupos de WhatsApp se llenan de memes haciendo alusión de la desgracia de los 2 equipos. Se hacen apuestas, se planean carnes asadas y sin duda, nosotros los regios nos convertimos en técnicos profesionales de este tan amado deporte. Todo lo anterior, es la magia que genera este partido tan pasional.

La afición de Nuevo León tiene como etiqueta ser la mejor afición de México, adjetivo que hemos ganado a pulso. Tenemos 2 equipos con historia reciente muy exitosa, contamos con 2 de las 3 plantillas mejor pagadas del fútbol mexicano y como seguidores de ambos equipos somos fieles a los colores, pagamos los precios más altos para ocupar un lugar en cada estadio, compramos las nuevas playeras cada temporada, acompañamos a ambas escuadras cuando juegan de visita, entre muchas cosas más.

Porque si los regios somos tan exitosos en un sin fin de actividades, nos seguimos perdiendo en disfrutar de las desgracias del rival o quitándole mérito a los éxitos del equipo de enfrente. 

El color de la playera en ningún momento puede estar por encima de la familia, la amistad o la racionalidad

En la cancha está la rivalidad deportiva entre los 22 jugadores que disputarán el encuentro y ahí se debe quedar. Los que saltan al campo de juego son compañeros de profesión y muchos de ellos tienen amistad fuera del rectángulo verde, cosa que es normal, además se aplaude.

Nosotros en la tribuna debemos marcar un precedente para crecer como afición, darle la mano y felicitar al rival nos hace más grandes.

Gane quien gane, recordemos que todos tenemos un familiar o amigo que es aficionado del equipo rival.

No perdamos el foco que esto es simplemente fútbol y no nos marca como personas.

Texto: Por Mr. Silbato

Comentarios

comentarios

Compartir