Bryan Adams en Monterrey

 Bryan Adams en Monterrey

Una noche de nostalgia y con ambiente de la década de los 80s y 90s fue lo que se vivió la noche del 14 de octubre en el Auditorio Pabellón M en la ciudad de Monterrey con la visita del originario de Canadá, Bryan Adams.

Bryan regresó a la ciudad después de 5 años de ausencia, en esta ocasión regresó con el tour de su último álbum de estudio Get Up.

La gente poco a poco comenzaba a ocupar su lugar dentro del auditorio cuando en punto de las 20:53 las luces se apagaron y Bryan Adams con el resto de banda salieron a tomar el escenario.

Solo una pantalla LED gigante en la parte trasera del escenario se utilizó como fondo para el cantante pero un juego de luces que envolvió a cada uno de los asistentes sirvió para completar la escenografía.

Bryan Adamas mostró elegancia y una gran energía de principio a fin, la primera canción de la noche fue “Do what ya gotta do” de su último disco Get Up y las voces del auditorio empezaron a tomar fuerza.

Desde la primera canción, el público se mostró emocionado, los ocupantes de la primera fila buscaban la oportunidad de sacarse una selfie con Bryan Adams, que se movía de un lado al otro del escenario y dejándose llevar por el cariño del público, incluso el mismo cantante dio autógrafos en medio de su presentación.

La segunda canción  “Can’t Stop This Thing We Started” del disco  Waking Up The Neighbours que salió a principios de la década de los 90s se pudo apreciar con mayor detalle y en parte gracias a la acústica del lugar, el excelente sonido de la banda y la increíble voz de Bryan Adams.

Bryan mostró una conexión increíble con el público, siempre se mostró agradecido con el público mexicano y se lamentó de no poder hablar español, además de esto tuvo una actitud relajada y habló de situaciones cómicas que le sucedieron con la aerolínea que lo trajo a la ciudad, incluso jugó con los sentimientos de los asistentes durante la canción “It´s Only Love”, en esta canción Bryan habló como si Tina Turner llegaría al auditorio a cantar esta canción con él, incluso hubo redobles por parte del baterista pero al final de cuentas solo fue una broma del cantante.

La noche avanzaba y las canciones más esperadas por los asistentes comenzaron a escucharse, la primera fue “Heaven” del disco Reckless, los primeros celulares comenzaron a iluminar el lugar y las voces de los asistentes tomaron el protagonismo.

Después llegaría “Here I Am”,  canción que forma parte del soundtrack de la película animada Spirit: el corcel indomable para después darle paso a los primeros acordes de la canción “Summer of ’69” y llegar al clímax de la noche, al escuchar estos acordes el público inmediatamente se puso de pie para cantarla a todo pulmón, la canción trajo muchos recuerdos a los asistentes.

El momento emotivo de la noche llegó con la balada “(Everything I Do) I Do It For You”, la canción fue la más coreada de la noche, las parejas que se encontraban en el recinto cantaban juntos la canción, los celulares aparecieron para iluminar el lugar, un asistente a pocas filas de donde nos encontrábamos sacó su celular y le llamó a un ser querido, una que otra lagrima se derramó durante la canción.

Otro que se llevó aplausos por parte del público fue Keith Scott guitarrista de la banda, en varias ocasiones se robó el reflector al interpretar unos magníficos solos de guitarra.

La noche llegaba a su fin después de 2 horas de música, Bryan Adams cerró la noche con un set acústico de las canciones “Straight from the heart” y “All for Love” para después despedirse del público regiomontano y continuar con su gira por el país.

La visita de Bryan Adams a la ciudad trajo muchos recuerdos y un gran ambiente, esperemos que vuelva a visitar la ciudad con su próxima gira.

Texto: Jorge Salazar
Fotografías: Martha Dávalos

Comentarios

comentarios